Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ratones echan a los niños de un colegio de Vallecas

Los maestros de infantil del Ciudad de Valencia se niegan a impartir clase

Una verja verde y oxidada cerca el colegio Ciudad de Valencia, en el barrio de Santa Eugenia, en el distrito Villa de Vallecas, donde estudian cada día 1.100 escolares. La fachada está sucia y llena de pintadas. "Eso incluso decora", bromea una madre. "Lo que nos preocupa son los ratones". Unos roedores que han obligado a cerca de 300 niños de tres, cuatro y cinco años a pasar el día a la intemperie. Los profesores se niegan a impartir clases si no desalojan las aulas por desratización.

El primer roedor se vio en octubre. "Encontramos una rata en las pistas de atrás", asegura un padre. Ya entonces técnicos de Madrid Salud, organismo dependiente del Ayuntamiento, apuntaron que existía una situación de falta de limpieza en el colegio. Después de Navidad, dieron con el segundo, esta vez en un aula de infantil. Una plaga de ratones, de la que Madrid Salud no puede determinar el número, había llegado al centro debido a un movimiento de tierras en el cerro de Almodóvar, ubicado justo detrás del colegio.

El pasado fin de semana, según la asociación de padres, empezó la limpieza. "Pero resultó insuficiente", explica Pedro Zujeros, miembro del Consejo Escolar. Por eso continúa entre semana, aunque los chavales estén en clase.

A pesar de que los técnicos de Madrid Salud no han confirmado que haya empezado la desratización, las señales de que se está limpiando son evidentes. En la entrada del colegio se acumulan sofás, sillas y banquillos, y operarios de mantenimiento entran y salen, e incluso cortan barras de hierro con una radial. "El mobiliario es de la sala de profesores. Lleva aquí desde el viernes", se queja Zujeros.

"Para que se pase el día en la calle me la llevo a mi casa". Lo dice Belén, que tiene dos hijos escolarizados en el Ciudad de Valencia. Muy enfadada, se va con su niña del brazo. "¡Han encontrado nidos de ratones en los armarios y algunos muertos dentro de los juguetes! ¡Las aulas huelen fatal, a excrementos!", exclama. Otra madre, María José, también se lamenta: "¡Han encontrado hasta ratones comiéndose la plastilina!".

Técnicos de Madrid Salud mantuvieron en la tarde de ayer una reunión con responsables del centro escolar y de la Junta de Distrito de Vallecas Villa en la que acordaron el desalojo paulatino de las aulas para acabar con la plaga. La labor, para la que se destinarán una veintena de trabajadores, culminaría el próximo lunes, en el que el colegio permanecerá cerrado con motivo de la fiesta de Santo Tomás de Aquino. Desde el Área Territorial de Educación de Madrid aseguran que "están siguiendo el tema", aunque nadie les ha pedido que reubiquen a los niños en otro centro

La desratización se realizará "de manera que en ningún caso se ponga en riesgo la salud de los alumnos", insistió ayer una portavoz de Madrid Salud. Comenzará en el pabellón de infantil y los niños se irán trasladando de una sala a otra a medida que se vaya desinfectando, sin necesidad de suspender las clases. "Esperemos que mañana [por hoy] no tengamos que alertar de nuevo de que se limpia con los niños dentro", pide Zujeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de enero de 2008