Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se disparan los niveles de contaminación en la capital

El grado de polución supera en mucho la media anual

A las diez de la mañana apenas había una sola nube sobre el cielo de Madrid. Sin embargo, desde el norte de la ciudad podía verse una franja amarillenta que delimitaba el sky line de la capital. Una boina de contaminación espesa perforada por las cuatro torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid y que ayer se intensificó con la intrusión de masas de aire africano, la excusa perfecta para que aumenten los niveles de partículas en suspensión por metro cúbico de aire.

Y así, también a esa hora, en la estación de Medición Medioambiental de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire situada en el paseo de Recoletos, los contadores dibujaban alguna pista sobre el porqué de la boina. Los niveles registrados a esa hora superaban con creces las medias anuales permitidas. El nivel de NO2 (dióxido de nitrógeno), cuyo límite anual está fijado por la Unión Europea en 46 microgramos por metro cúbico, alcanzaba los 200.

Esta contaminación es fruto principalmente de las emisiones de los vehículos y de las calderas. O sea, que no tienen nada que ver con las intrusiones de aire africano que a menudo sirven de argumento al Ayuntamiento cuando se dispara la contaminación.

Lo que sí tendría que ver con eso, son las partículas en suspensión (PM10) registradas a esa hora. Ahí, la Unión Europea no permite que se supere más de 35 días al año los 50 microgramos por metro cúbico de media en toda la red. A esa hora, la estación de Recoletos alcanzaba los 130. La media del día anterior había sido de 57. Así que Madrid ya tiene un día menos.

Más avanzada la mañana, sobre las doce, 24 de las 27 estaciones de medición superaban los 50 microgramos por metro cúbico de PM10. Así lo denunció ayer el concejal responsable de Medio Ambiente del grupo municipal socialista, Pedro Santín. "Es urgente que el Ayuntamiento tome medidas para reducir los niveles de contaminación del aire, de lo contrario la boina de los próximos días será todavía más negra que ahora", pidió Santín.

Durante el día, en la estación de Recoletos se registraron picos de contaminación por NO2 de más de 300 microgramos por metro cúbico. El NO2 afecta sobre todo al aparato respiratorio: irrita alveolos pulmonares y vías aéreas y puede reducir la capacidad pulmonar.

A partir de 400 microgramos se considera que hay peligro para la salud y si ese umbral se supera durante tres horas seguidas en una zona, el Ayuntamiento debe alertar a la población del riesgo existente. Una portavoz del Ayuntamiento restó ayer importancia a los picos de contaminación registrados alegando que son las medias anuales las que ofrecen información fiable.

Además, Santín denunció ayer que la web municipal que ofrece la información atmosférica estuvo hasta mediodía sin funcionar. El Consistorio no lo desmintió y dijo que podía deberse a un fallo en la Red. En el mes de noviembre, el Ayuntamiento borró los datos de contaminación más altos registrados en su web. Entonces alegó que, en realidad, los estaba analizando y que pensaba volver a introducirlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de enero de 2008