Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aulas

El Gobierno revisa el caso del despido de las interinas embarazadas

"¿Qué? ¿Desconocían que yo estaba embarazada? ¡Por Dios! Bueno... si ellos dicen eso... vamos... para tener amenaza de aborto, tienes que estar embarazada, ¿no?", dijo, entre perpleja e indignada, Elena Rivas, una de las cinco profesoras despedidas por darse de baja al estar embarazadas y sufrir riesgos de aborto. El delegado de Educación en Sevilla, Jaime Mougán, justificó el despido en que desconocía que estaban en estado y que esta decisión se enmarcaba en la lucha de la delegación contra "la picaresca, el engaño o la mala fe". Este caso obligó al presidente del Gobierno andaluz, Manuel Chaves, a pedir personalmente disculpas públicas - "Ha sido un error grave de la Junta", admitió- y será analizado hoy por el Consejo de Gobierno.

La Consejería de Educación enmendó la pasada semana a la Delegación en Sevilla y anunció que readmitirá de inmediato a estas interinas.

Las reacciones que generó ayer este episodio fueron completamente dispares. Mientras la consejera justificó las explicaciones de su delegado y dijo que el asunto está resuelto, el secretario de organización del PSOE andaluz, Luis Pizarro, expresó abiertamente su malestar con la actuación de Mougán.

"No ha estado a la altura de las circunstancias. El presidente andaluz, sí. No me han gustado nada las explicaciones del delegado. Podría haber dicho lo mismo que el presidente y habría evitado que el presidente hubiera tenido que salir", lamentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008