Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toda una familia, sospechosa de la muerte de un bebé

Cinco detenidos por supuesto maltrato a un niño de nueve meses

Vilanova i la Geltrú

Cinco personas de una familia fueron detenidas ayer en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) después de que un bebé de nueve meses muriese en un inmueble de esta localidad, víctima de malos tratos según el primer informe forense. Entre los detenidos están la madre y el abuelo del pequeño, con quien este "malvivía", según otros familiares no detenidos, que sin embargo no avisaron a nadie de la situación del pequeño.

Según una tía del bebé, "iba sucio, estaba malnutrido y su casa era insana"

El niño se llamaba Carlos, y los familiares que vivían con él avisaron hacia las cinco de la madrugada del domingo a la Policía Local de Vilanova. El pequeño se encontraba en estado crítico, tanto que murió en su traslado al hospital Sant Antoni Abat. El primer informe forense no concretó la causa de su muerte, pero alertó de los síntomas de malos tratos, y por ello los Mossos de Esquadra detuvieron a la madre del bebé, Yasmina F. N., de 18 años; el abuelo, Juan F. L., de 47; la compañera sentimental de éste, María de la Sierra A. M., de 21; su madre, María de la Sierra M. C., de 45 años, y el compañero sentimental de ésta última, Antonio F. P., de 44.

Todos permanecerán detenidos por un presunto delito de lesiones con resultado de muerte hasta que sus declaraciones y la autopsia que se practicará a Carlos permitan determinar las causas de la muerte. La madre, el abuelo y su novia vivían en casa de éste, en la urbanización Can Xicarró de Vilanova i la Geltrú, una barriada alejada del casco urbano y socialmente deprimida. El padre del bebé no vive en Vilanova.

Los tíos del bebé culpan a los detenidos porque aseguran que Carlos no estaba bien atendido. Según una de las tías, "casi siempre iba sucio, estaba malnutrido y vivía en una casa insalubre". Cuenta que vio al pequeño el pasado viernes con algunos moratones que, según la madre, se hizo golpeándose en la cuna.

Yasmina y su hijo residían hasta hace un tiempo en Zaragoza con la madre de ella. Posteriormente fueron a vivir con unos familiares en Les Roquetes, un núcleo del municipio de Sant Pere de Ribes, cercano a Vilanova. Hace medio año se trasladaron a la casa del padre de Yasmina. Los familiares reprochan a las administraciones no haber sabido detectar este caso. La madre "pasaba totalmente" de la criatura, denuncia un familiar.

Sin embargo, en Can Xicarró los vecinos no entienden lo que ha pasado. Su opinión sobre los detenidos es diametralmente opuesta a los tíos de Carlos. Una de las vecinas afirma que "el pequeño siempre iba limpio y bien arropado". Lo que más les extraña es la detención del abuelo que, según ellos, mimaba a su nieto. Juan vivía en unas condiciones difíciles, "pero ser pobre no quiere decir que tengas que ser el culpable", dice una de sus vecinas. También lo defiende José, uno de sus mejores amigos. Según él, había pasado por una mala época, pero ahora tenía un nuevo empleo y empezaba a reponerse. "No me creo que tenga nada que ver", sentencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2008