Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cara a cara electorales caldean la precampaña del 9-M en Valencia

Los partidos deberán negociar un eventual debate entre De la Vega y González Pons

Los debates electorales o cara a cara entre los cabezas de lista del PP y PSOE caldean ya los primeros compases de la precampaña valenciana. Esteban González Pons, número 1 del PP por Valencia, abrió fuego el pasado sábado retando a su rival, la socialista María Teresa Fernández de la Vega, a que explicase en un cara a cara con él en Canal 9 su empadronamiento en Beneixida, localidad con la que la vicepresidenta guarda lazos familiares. Los socialistas aceptaron el reto unas horas después, si bien ampliaron la lista de temas a debatir y dejaron en el aire si Fernández de la Vega sería quien polemizase con el número 1 del PP.

Isaura Navarro, de IdPV, reclama un debate plural con "todas las opciones"

Insatisfecho con la contestación del PSPV, González Pons volvió ayer a la carga e insistió en que la única condición que pone de cara a un posible debate es que su contrincante "se presente". El político está convencido de que el hecho de que De la Vega no resida, como él, en Valencia le da cierta ventaja en un eventual cara a cara: "Si no se atreve a debatir conmigo, que lo diga", subrayó González Pons. Y continuó: "Si Zapatero y Rajoy van a tener un cara a cara para hablar de España, lo lógico sería que ella y yo lo tuviéramos para hablar de Valencia".

La vicepresidenta del Gobierno, que ayer participó en dos actos públicos en Valencia, no respondió, pero fuentes de su entorno sí se apresuraron a aclarar que la candidata del PSOE está dispuesta. "Ya era hora y bienvenidos sean los debates", trasladaron fuentes del entorno de De la Vega. En cualquier caso, tanto el entorno de la vicepresidenta como el propio PSPV, por boca de su secretario de Organización, Alfred Boix, aclararon que la organización de los debates, como ha sucedido con Zapatero y Rajoy, es una cuestión que deben de tratar los coordinadores electorales de ambos partidos. Estos, como sucedió en Madrid con el socialista José Blanco y el popular Pio García Escudero, deben establecer el quién, cómo, dónde y una estructura mínima de contenidos de esos debates.

"Los socialistas siempre han aceptado y aceptarán participar en debates", explicitó Boix, quien recordó que en ocasiones anteriores ha sido el PP el que se ha negado a participar en estos actos. Boix dijo que Vicent Sarrià, coordinador electoral socialista, "se pondrá en contacto con los comités electorales para estudiar las propuestas que se reciban con objeto de fijar el formato y las condiciones de los mismos". Los programas se desarrollarán, según Boix, "no sólo en Canal 9, sino en todos aquellos medios con cobertura para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho a la información".

La única que expresó su disconformidad con el formato del cara a cara fue la candidata de IdPV, Isaura Navarro, que reclamó un debate plural, donde estén presentes todas las opciones.

La medalla de 'Pepeta' y el canon

Los dos cabezas de lista aprovecharon el domingo para participar en diferentes actos públicos. María Teresa Fernández de la Vega, en su calidad de vicepresidenta del Gobierno, entregó en el Palacio del Temple la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo que el Consejo de Ministros otorgó el pasado mes de diciembre a Josefa Estruch, agricultora de La Pobla del Duc y socia de la Unió de Llauradors i Ramaders. En un acto emotivo, De la Vega reconoció la labor de Josefa, más conocida como Pepeta, y de la agricultura. En este sentido, la vicepresidenta anunció la creación en el segundo semestre del año de un centro de alta formación permanente para jóvenes agricultores y ganaderos valencianos que se ubicará en la Ribera Alta. El proyecto contará con un presupuesto inicial de millón y medio de euros. De ahí se marchó a la localidad de Silla, para participar en la feria de Sant Sebastià.

El candidato popular tampoco desaprovechó la mañana del domingo y en un acto organizado por Nuevas Generaciones del PP, participó en la recogida de firmas contra el canon digital. "Desde la ley de vagos y maleantes del franquismo no había existido ninguna otra norma en España que condenara o multara a las personas sin necesidad de que hubieran cometido un delito", dijo el candidato en referencia al canon. González Pons aprovechó para pedir a la vicepresidenta que en su web emplee el valenciano y no el catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2008

Más información