Los concejales de CiU de Bellmunt echan al alcalde del mismo partido

Bellmunt d'Urgell (Noguera), población de unos 200 habitantes, será la primera localidad de Lleida que cambiará de alcalde en esta legislatura. El convergente Joan Manuel Miró dejará la alcaldía a Josep Maria Armengol, a raíz de que prosperase una moción de censura presentada contra el primero por cuatro concejales de su mismo partido. El consistorio de Bellmunt d'Urgell está formado por cinco miembros, todos de CiU.

La moción fue debatida en un pleno celebrado ayer, seguido con interés por decenas de vecinos, algunos de los cuales recogieron firmas hasta el último minuto a favor de la continuidad del alcalde. El resultado de la votación fue de cuatro a uno. La sesión se desarrolló con normalidad hasta el final, momento en que algunos de los asistentes increparon a los cuatro ediles que promovieron la moción de censura, entre los que figura el ex alcalde del municipio Pere Cercós. Miró señaló que en el plazo de 15 días presentará la dimisión y pasará a ser concejal.

El detonante de la moción ha sido el estado de cuentas del consistorio, que según Miró acumula una deuda de 275.000 euros de los anteriores mandatos de Cercós, y también la desconfianza entre los miembros del actual equipo de gobierno. El pasado martes, Miró explicó a los vecinos que se había llegado a la delicada situación económica actual porque el Ayuntamiento no cobraba impuestos y gastaba más de lo que ingresaba. Ese día los vecinos apoyaron al alcalde y criticaron duramente a tres de sus concejales que estaban en la sala. Según éstos, la deuda asciende a la mitad.

El nuevo alcalde de Bellmunt d'Urgell justificó la moción aduciendo la pérdida de confianza en la gestión de Miró y se comprometió a trabajar por el municipio y a mantener una actitud "dialogante, abierta y al servicio de los vecinos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS