Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamazares se ofrece a gobernar con el PSOE para que gire "a la izquierda"

El coordinador de IU advierte a Zapatero: "Se acabaron los pactos a la carta"

"IU está dispuesta a estar en el área de decisión, de Gobierno". Lo dijo ayer Gaspar Llamazares, coordinador de la formación. Pero el ofrecimiento iba acompañado de una advertencia: si no hay acuerdo -de Gobierno o, al menos, "de legislatura"-, IU se colocará "nítidamente" en la oposición. No habrá apoyos puntuales a lo largo del mandato, como en esta legislatura. "Si Zapatero quiere estabilidad, va a tener que llegar a un acuerdo programático. Se acabó el juego éste de los pactos a la carta: 'hoy pacto contigo, mañana con el otro', que es lo que ha hecho el PSOE en esta legislatura", protestó.

Llamazares quiere que los socialistas "se definan": que aclaren si, en caso de ganar el 9-M, van a pactar con los nacionalistas o apuestan por "cambios de izquierdas". "Por IU, la derecha no va a pasar", subrayó el coordinador en Radio Nacional. Es decir, que su grupo votaría a favor de la investidura de Zapatero si de ello dependiera que no ganase Mariano Rajoy. Pero, a partir de ahí, todo lo demás estaría en cuestión. "Queremos un acuerdo programático", planteó.

El pacto de legislatura implicaría acordar los órganos de gobierno del Parlamento, un calendario legislativo y los ejes presupuestarios; el segundo, compromisos concretos y reparto de carteras. "¿Espera ser usted ministro?", le preguntaron. "No es mi planteamiento ahora. Puedo serlo yo o cualquier otro compañero de IU", respondió.

"El Gobierno ha vivido muy cómodo: en 2004 el objetivo prioritario era dejar atrás la etapa de Aznar y por eso varios grupos dimos una especie de consentimiento sin casi poner condiciones a Zapatero. Pero esta vez no va a ser igual. Se acabaron los acuerdos a la carta", insistió más tarde Llamazares en declaraciones a este periódico. No ha mantenido aún conversaciones con el PSOE ni piensa en un pacto preelectoral, pero después del 9-M, si ganan los socialistas, sí lo pondrá sobre la mesa: o pacto estable -con condiciones como la reforma de la Ley Electoral- o "nítida oposición".

El candidato de IU acusó también al Gobierno de "endulzar" ante los ciudadanos la situación económica, que "no es catastrófica pero sí seria, una desaceleración más brusca de lo que nadie pensaba hace unos meses". Y se mostró en contra de ilegalizar el PCTV, aunque también de volver a dialogar con ETA: "Sólo si la banda anuncia, no una tregua, sino el fin definitivo de la actividad armada y comienza a entregar las armas, entonces se podría hablar; pero no de política, sino únicamente de eso: de cómo entrega las armas".

Por otra parte, IU-Madrid aprobó ayer su lista: a Llamazares lo acompañarán el ecologista de CC OO Joaquín Nieto, Montserrat Muñoz y Marisa Castro, portavoz de la clínica Isadora (en el punto de mira de los grupos antiabortistas). IU tiene ahora dos diputados por Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de enero de 2008