Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós a la escombrera de Perales del Río

La Comunidad abandona el proyecto por la oposición vecinal

No habrá una escombrera junto al barrio getafense de Perales del Río. La oposición de los vecinos y el Ayuntamiento de la localidad ha conseguido que la empresa Centro de Tratamiento de Inertes, SL, desista de construir la planta de escombros prevista, a escasos 200 metros de las viviendas del barrio de Getafe.

Lo anunció ayer la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, tras alcanzar un acuerdo con la empresa responsable de las obras, lo que supondrá su paralización definitiva. Un acuerdo que, según fuentes de la consejería, "no tendrá contrapartidas", pese a que la planta de escombros contaba "con informe de impacto medioambiental y cumplía todos los requisitos legales".

"La decisión se ha tomado para dar respuesta a la sensibilidad mostrada por los vecinos, que se han opuesto a la construcción", insistió ayer un portavoz del departamento de Medio Ambiente del Ejecutivo regional. Este periódico intentó ayer sin éxito recabar la versión de la empresa constructora.

Tanto la plataforma vecinal constituida contra la planta de tratamiento como el Ayuntamiento de Getafe mostraron su satisfacción por el anuncio, y recordaron que la escombrera prevista suponía "una agresión medioambiental y social" contra el barrio de Perales del Río.

"Una vez más la razón se impone a la sinrazón y se demuestra que la unión vecinal puede evitar el asesinato de un barrio", manifestó ayer el portavoz de la plataforma, Nicanor Briceño, quien agradeció el apoyo recibido por todos los grupos municipales del Ayuntamiento del municipio.

La planta tenía capacidad para tratar alrededor de 300.000 toneladas de residuos al año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de enero de 2008