_
_
_
_

Desaparece en el Miño un pescador de angula

Los servicios de emergencia buscaban ayer, al cierre de esta edición, a un pescador de angula de 60 años de edad, Julio Álvarez, vecino de O Rosal, que desapareció tras salir a pescar en el río Miño. Según fuentes de los equipos de rescate se trata de un hombre "muy experimentado" que tal vez pudo verse sorprendido "por un golpe de viento" que habría volcado la embarcación debido al fuerte temporal registrado en la costa pontevedresa en la madrugada del viernes.

Las mismas fuentes lamentaban anoche las condiciones en las que los anguleros llevan a cabo su trabajo. "Salen solos cuando antes era obligatorio hacerlo en pareja y algunos ni siquiera saben nadar, lo pasan muy mal a veces", aseguran.

En las labores de rastreo participan efectivos de la Marina, del Grupo Municipal de Intervención Rápida de A Guarda, el helicóptero Pesca 1 y la Guardia Civil. Los compañeros del pescador desaparecido que dieron la voz de alarma también están colaboran en el dispositivo con sus propias embarcaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_