Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy confirma que el día 17 aprobará los 'números uno' y "otras listas"

Anuncia que si gobierna será obligatorio estudiar inglés desde los tres años

Rajoy viajó ayer de Bilbao a Barakaldo en metro. Dejó pasar el primer convoy, se hizo fotos en el vagón con Begoña, una bilbaína "apolítica" que precisamente cumplía 46 años. Y en Barakaldo fue recibido entre aplausos por sus incondicionales al grito de "¡presidente, presidente!", y por los periodistas, con preguntas sobre las listas populares al Congreso y la presencia de Alberto Ruiz- Gallardón en la de Madrid.

MÁS INFORMACIÓN

El líder popular confirmó que el día 17, el comité electoral nacional se reunirá para aprobar los números uno de las candidaturas "y posiblemente otras listas". El matiz es clave. En una muestra de autoritarismo del líder, la dirección ha mandado un burocrático fax a todos los comités provinciales, incluido Madrid, en el que les obliga a reunirse el día 16 y les exige que sólo propongan el cabeza de lista. Así evita que Madrid, como había amenazado, mande un listado en el que no esté Gallardón, rival de la presidenta del PP regional, Esperanza Aguirre.

Por tanto, esas "otras listas" de las que habla Rajoy, al margen de los números uno, se decidirían sin propuesta de las provincias. Varios miembros de la cúpula aseguraron ayer a EL PAÍS que están convencidos de que el 17 se desvelarán las claves de la lista de Madrid: quién ocupará el puesto número dos, el tres (muy probablemente Eduardo Zaplana) y el cuatro (el lugar probable para Gallardón). Antes, Rajoy tendrá que hablar con Aguirre para explicarle su decisión. Anoche aún no lo había hecho, según fuentes cercanas a la presidenta. Hoy tienen un acto conjunto. El lunes, tal vez para evitar más líos, Rajoy no ha convocado maitines (la reunión de la cúpula del Partido Popular, en la que están Gallardón y Zaplana).

Rajoy obvió todo este mar de fondo ante la prensa: "Aquí no hay ningún problema de personas, lo que hay es un partido que tiene un ideario conocido, unos principios que todo el mundo conoce, unos objetivos políticos y un programa para las elecciones. Y eso es lo que importa".

Rajoy insistió en que no existe ningún problema de "un señor, ni de dos, ni de tres ni de cinco", sino sólo un partido "con 700.000 militantes" y diez millones de votos. "Lo demás es todo accesorio e instrumental, incluido el candidato a la presidencia del Gobierno", enfatizó. Aprovechó para revelar que su política educativa será "agresiva" con dos medidas: inglés obligatorio a partir de los tres años y apuesta por las nuevas tecnologías y la formación continua.

En su intentó de soslayar la polémica sobre Gallardón y las candidaturas, el líder del PP llegó a decir textualmente: "¡Si yo no llevo lo de las listas!". En realidad, su partido se ha convertido en los últimos días en una olla a presión precisamente porque él y sólo él, lleva las listas, y nadie sabía ayer nada sobre su futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de enero de 2008