Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno exigirá a la banca planes de emergencia para crisis de liquidez

La normativa europea que regula el riesgo se retrasa unos meses en España

"Como otras veces, los supervisores reaccionan a posteriori. Hubiera sido un detalle que los bancos centrales hubieran tomado medidas legales antes de que estallara la crisis de liquidez, pero no ha sido así". Esta es la opinión de un alto responsable del sector financiero que critica que los reguladores se acuerden con retraso de lo importante que es tener planes de emergencia para las crisis de liquidez.

Los consejeros serán responsables de la política de riesgos de la entidad

Lo cierto es que este asunto figura expresamente en el Real Decreto de Recursos Propios de Entidades Financieras, que es la trasposición europea de la nueva regulación mundial que quiere homologar los sistemas de gestión financiera y que se conoce como Basilea II. En ese texto legal, pendiente de aprobación por el Gobierno, se especifican todos los riesgos para los que deben estar preparadas las cajas de ahorro y los bancos, incluido el riesgo de liquidez.

El riesgo de liquidez es uno de los tradicionalmente vigilados por los supervisores. Ahora, con la crisis de liquidez que están padeciendo las entidades, el borrador de decreto profundiza en este problema. Así, el texto en trámite de aprobación exige que se establezcan "planes de emergencia para afrontar las crisis de liquidez". También se dice que "deberán establecerse políticas y procedimientos para medir y gestionar la posición neta de financiación, así como posibles necesidades de ella en términos actuales o futuros". El Banco de España pedirá a bancos y cajas que "estudien escenarios alternativos" y dice que "se revisarán periódicamente los supuestos en los que se basen las decisiones relativas a la posición neta de financiación".

Fuentes de la Administración reconocen que la intención, tanto en este texto legal como en la próxima Circular que desarrollará el Banco de España "es realizar recomendaciones e indicaciones específicas para que las entidades piensen en que es necesario prever escenarios de falta de liquidez, como el que estamos viviendo".

Algunos responsables de riesgos de entidades coinciden en que, en la recta final de elaboración de los textos de Basilea II "se está poniendo más atención a los problemas de liquidez". La normativa también especifica las reglas que se deben cumplir en los riesgos de crédito; los de concentración de clientes; los de tipos de interés y los de operaciones.

Con estas reglas, la propia entidad establecerá el primer cortafuegos frente a las crisis. El segundo es el consejo de administración y, el tercero, el propio mercado, ya que recibirá más información. Con ella podrá castigar a las entidades con caídas de cotización o demandar ampliaciones de capital, en el caso de las agencias de calificación.

En el artículo 1001 es el que complicará la vida a los consejeros. Dice que el consejo de administración u órgano equivalente "aprobará y revisará periódicamente las estrategias y políticas de asunción, gestión, control y reducción de los riesgos a los que la entidad esté o pueda estar expuesta".

También que los consejeros responderán de "la aprobación de las estrategias y procedimientos generales de control interno". Incluso se especifica que deben ser informados periódicamente de las labores llevadas a cabo por la auditoría interna. La duda es si todos los consejeros estarán capacitados técnicamente para entender informes tan complejos como los de riesgos.

Después de años de tramitación, Basilea II llegará con retraso a España. Debía estar todo aprobado para enero, pero fuentes de la Administración reconocen que el Real Decreto y la Circular del Banco de España "no estará listo hasta la primavera". Es decir, despúes de las elecciones. Es un gesto que algunos entienden como una forma de no agobiar más a las entidades que ya lo están pasando mal con la crisis de liquidez. El supervisor no exigirá la aplicación de Basilea II hasta los resultados de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de enero de 2008