Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos testigos que atendieron al urbano declaran que caían objetos

Dos sanitarios que atendieron al guardia urbano que quedó en coma en los altercados del 4 de febrero de 2006 en la calle de Sant Pere més Baix de Barcelona declararon ayer ante el tribunal que algunos objetos que se lanzaron contra los agentes procedían de la casa ocupada.

Con todo, los testigos relataron que se centraron en atender al herido y que no podían precisar la procedencia de las botellas y macetas que se arrojaron a los agentes, aunque una sanitaria sí explicó que tuvieron que ponerse los cascos.

Las defensas de los tres principales acusados intentaron reorientar para sus intereses las declaraciones de los testigos, pues según su tesis el urbano fue herido por los objetos lanzados desde la casa. Todos los okupas que fueron detenidos estaban en la calle, no en la vivienda.

El tribunal también visionó ayer un vídeo doméstico en el que un urbano requiere a los demás para que se pongan el casco protector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de enero de 2008