Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bloqueo para renovar la cúpula de TV-3 amenaza con prolongarse hasta las generales

El nombramiento de los miembros del nuevo consejo de gobierno que debe gestionar los medios de comunicación públicos de la Generalitat permanece bloqueado. Y no parece que puede resolverse antes de las elecciones generales del 9 de marzo, a pesar de las prisas que demuestra el consejero de Cultura, Joan Manuel Tresserras. Una vez que los socialistas han vetado la presencia del convergente David Madí, Convergència i Unió (CiU) considera que la negociación debe empezar de cero y que hay que volver a poner otros nombres sobre la mesa. Los dirigentes de CiU incluso cuestionan que Albert Sáez, actual secretario de Comunicación del Gobierno y periodista de perfil nacionalista que abogó en su día por un Gobierno de coalición entre CiU y Esquerra tras las autonómicas de 2006, pueda presidir la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, es decir, TV-3 y Catalunya Ràdio.

"Queremos saber si se ha vetado a la persona o el perfil que representa. A la persona no la pueden vetar, y si vetan el perfil, no caben los socialistas Joan Manuel del Pozo y Anna Balletbó, ni Josep Vinyeta, de Iniciativa. Todos son hombres de partido", comentó un alto dirigente de Convergència ayer a este periódico.

La intención del Gobierno catalán era presentar los 12 nombres que deben constituir el nuevo consejo de gobierno hoy mismo a la Mesa del Parlament. Después deberían pasar la criba del Consejo del Audiovisual de Cataluña y ser ratificados, en principio, por el pleno de la Cámara del próximo mes de febrero. Pero los plazos parecen agotados. "Aquí no se aprueba nada porque ya estamos en campaña electoral", señaló otro dirigente de CiU. Fuentes del tripartito son más optimistas y aseguran que la negociación se desbloquearía con la simple retirada de Madí. "Todavía hay plazo para tener un nuevo consejo antes de las generales", aseguraron fuentes próximas a la negociación.

Por otra parte, el director de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Joan Majó, anunció ayer que prevé cerrar el ejercicio del 2007 con un superávit de 20 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de enero de 2008