Reportaje:

Angelina Jolie, 10; Madonna, 0

La estrella de Hollywood encabeza la lista de las celebridades humanitarias de 2007, seguida de personajes como Bono, Desmond Tutu o Bill Clinton

Acaba el año y todo son listas de los más o las más elegantes, solidarias, guapas, ricas, escandalosas; o, al contrario, los menos elegantes... En una encuesta realizada por la agencia de prensa británica Reuters, Angelina Jolie lidera el listado de las celebridades humanitarias del año que está a punto de finalizar, 2007.

Se lo tiene bien merecido, si se hace caso del incansable año de viajes de país en país y de tragedia en tragedia (como Irak y Darfur) sin descuidar ni un minuto su amplia prole, que, como ya se sabe, es en parte adoptada. ¿Y se imaginan quién ocupa el décimo puesto? Su marido, Brad Pitt, que le ha acompañado a muchos puntos calientes del planeta, pero al que la solidaridad no le luce como a ella.

A la actriz estadounidense le siguen el cantante de U2, Bono, abanderado de la lucha contra el sida y la extrema pobreza, y el premio Nobel de la Paz Desmond Tutu. Curiosamente, el cuarto puesto de la lista es para un multimillonario, Bill Gates, que, eso sí, ha utilizado buena parte de su fortuna en financiar múltiples campañas contra enfermedades como el sida y la malaria.

Dos ex presidentes estadounidenses figuran en los siguientes escalones: Bill Clinton, que ocupa la quinta posición también gracias a sus fundaciones solidarias, y Jimmy Carter, premio Nobel de la Paz, y decidido abanderado en la solución de conflictos a base de amplias dosis de diplomacia. El séptimo puesto es para Kofi Annan, ex secretario de las Naciones Unidas y fundador de un Foro Humanitario dedicado a solucionar grandes crisis.

La activista y actriz estadounidense Mia Farrow es la octava en la solidaria lista, seguida del actor Don Cheadle, nominado al Oscar por su brillante interpretación en la película Hotel Rwanda.

Pero toda lista tiene su lado negativo. Por eso Reuters también se ha encargado de elaborar la nómina de los personajes más insolidarios de 2007. Madonna y su controvertida adopción en Malawi encabeza esta lista negra. Le siguen la derrochadora Paris Hilton (que igual lo es menos desde ayer, que fue desheredada por su multimillonario abuelo) y la presentadora de televisión y muy adinerada Oprah Winfrey, que, a pesar de encabezar numerosas campañas contra el sida y la pobreza, ha sido condenada porque en su Escuela para Chicas, fundada en África, se practicaban abusos contra las estudiantes. Bono resulta una personalidad paradójica, porque también aparece en la lista de insolidarios. Nada menos que un sonrojante cuarto puesto. El quinto lugar es para el cantante Bob Geldof.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 27 de diciembre de 2007.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete