Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desagravio a la ministra de Fomento en la inauguración del AVE a Málaga

Renfe espera 1,7 millones de viajeros en el primer año de la nueva línea

No hay mejor cobijo que el de la propia tierra y para la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, la llegada del AVE a su ciudad, Málaga, ha tenido efectos auténticamente balsámicos. Apenas cinco días después de ser reprobada en el Senado por el caos en el transporte ferroviario en Cataluña, la inauguración ayer del AVE a Málaga tuvo todo el carácter de acto de desagravio para ella. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no sólo atribuyó el logro de la nueva infraestructura a la "acreditada tenacidad" de su ministra, sino que avaló sin ambages el conjunto de su gestión. El presidente incluso le dio la "enhorabuena" por "haber determinado las prioridades de inversión del ministerio en Andalucía", algo que ha costado a Álvarez no pocas críticas políticas.

"No te contengas y disfruta", le pidió el presidente del Gobierno a Álvarez

Con la entrada en servicio de la línea entre Córdoba y Málaga, Andalucía se convierte en la comunidad autónoma con más kilómetros de vías de alta velocidad: 360. Zapatero enfatizó que de los 44.000 millones de euros que el Ministerio de Fomento ha invertido en la actual legislatura, Andalucía ha sido la comunidad que más ha recibido, 5.500 millones, y explicó que además de ser la que más dimensión y habitantes tiene, ha sido "clave para el progreso y equilibrio económico de España".

El presidente tuvo palabras muy cariñosas para la ministra. Recordó el empeño que puso en la llegada del AVE a Málaga desde su etapa de consejera de Economía en la Junta de Andalucía. En enero de 1997, Álvarez propuso en un Consejo de Política Fiscal y Financiera que el Gobierno, entonces del PP, programara el AVE a Málaga y le asignara fondos europeos.

En esta evocación, Zapatero usó una cita de la filósofa malagueña María Zambrano, cuyo nombre lleva la nueva estación de trenes de Málaga: "Todo lo que el hombre ha hecho en la historia lo ha soñado antes". El presidente, que reconoció que para su ministra debía ser "muy emocionante" inaugurar el AVE a Málaga, la alentó: "Te pido que no te contengas y disfrutes".

Según el presidente del Gobierno, la alta velocidad "identifica a España con la vanguardia y el progreso tecnológico", además de servir a la cohesión territorial porque acerca territorios, e insistió en que en 2010 será el país del mundo con más kilómetros de alta velocidad ferroviaria. También el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, se sumó al homenaje a Magdalena Álvarez, su consejera de Economía durante 10 años, y le dedicó las últimas palabras de su discurso con un tono poco habitual en él: "Todas las rosas tienen sus espinas pero cuando se cuidan como tú sabes, con amor, dedicación y esmero no hay flor más hermosa".

La ministra, que no ocultó que inaugurar el AVE a Málaga era un "honor y un privilegio", dijo que con la culminación del proyecto "comprendemos que la perseverancia y el trabajo son vitales para conseguir las cosas y que nada es casualidad". "Sin que vean en estas palabras doblez alguna, por favor, permítanme que les diga que hoy es un día tremendamente feliz también para mí", concluyó.

El tren inaugural del AVE Córdoba-Málaga, que entrará hoy en servicio, llegó a la estación María Zambrano a las 12.33, ocho minutos antes de lo previsto -llegó a alcanzar 303 kilómetros por hora-, y tardó 50 minutos entre ambas capitales. La nueva línea, en la que se han invertido 2.539 millones, permitirá acortar el tiempo de viaje Málaga-Madrid a dos horas y media (25 minutos más para los trenes con paradas).

Renfe prevé que en el primer año usen la línea 1,7 millones de viajeros y que en 2009 se superen los dos millones, el doble de los usuarios actuales de los Talgo 200. Cada día circularán 11 trenes en cada sentido con un total de 7.500 plazas y ya se han vendido casi 30.000 billetes hasta mediados de febrero.

El último tramo de 54,5 kilómetros, los comprendidos entre Antequera y Málaga, discurre por un terreno muy abrupto que ha requerido la construcción de ocho túneles (25,8 kilómetros) y 18 viaductos. Uno de ellos, el de Arroyo de las Piedras, tiene la pila más alta construida hasta ahora en España, 93 metros.

Próxima parada, Sants

Inauguradas las líneas de alta velocidad a Valladolid y Málaga, sigue pendiente la de Barcelona, que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, anunció ayer que estará abierta "pronto". "Entonces, mi satisfacción será completa", reconoció Álvarez, que no pudo ocultar la emoción por la puesta en servicio del AVE a su ciudad.

Tanto la ministra de Fomento como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aludieron a la proximidad de la puesta en servicio del AVE a Barcelona, pero sin fijar un calendario concreto. Antes de viajar en el primer tren de alta velocidad de Madrid a Málaga, la ministra explicó a la cadena SER que los problemas en Barcelona se han debido al soterramiento de las vías, algo que, dijo, se ha evitado en Valladolid, donde se ha optado por llegar primero en superficie y más adelante soterrar.

Respecto a los problemas en Barcelona, la ministra aseguró que "ya han pasado los momentos difíciles y hemos controlado muchos temas de la obra que no salían bien y hemos acertado después de equivocarnos muchas veces", por lo que confió en que "pronto" pueda circular el tren de alta velocidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de diciembre de 2007

Más información