Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil detiene a tres independentistas con una bomba

La Guardia Civil detuvo ayer a tres jóvenes a los que se vincula con el movimiento independentista Resistencia Galega, después de sorprender a dos de ellos mientras manipulaban un artefacto explosivo en el maletero de un coche en Portosín (A Coruña). El tercero es el propietario del vehículo. Los detenidos residen en Santiago y tienen edades de entre 18 y 20 años.

La bomba era de considerable potencia y contaba con temporizadores. En el coche también almacenaban metralla, una bombona de camping y aerosoles. Según la Delegación del Gobierno, los detenidos podrían estar preparando la colocación del explosivo en las proximidades de una agencia inmobiliaria de la zona. La Guardia Civil investiga si los detenidos están relacionados con recientes explosiones de bombas en casetas y oficinas de inmobiliarias en Cangas, O Ceao y Nigrán.

Los tres detenidos declaraban anoche en dependencias policiales, antes de pasar a disposición del juez Fernando Grande Marlaska, de la Audiencia Nacional, que fue el encargado de dirigir la operación. Efectivos de la Guardia Civil registraron los domicilios de los jóvenes, en los que se encontró documentación que los relaciona con la Assembleia da Mocidade Independentista (AMI).

Según fuentes de la investigación, Resistencia Galega no es una organización, sino un manifiesto al que se acogen jóvenes independentistas para reivindicar sus acciones. Los explosivos que portaban en el coche pesaban dos kilos, por lo que las mismas fuentes sostienen que las detenciones evitaron una explosión de mayor consideración que las de Cangas, O Ceao o Nigrán.

La Guardia Civil relaciona a los tres detenidos con los últimos atentados registrados en Galica por las "similitudes de los artefactos y el modus operandi", aunque el artefacto explosivo de Portosín supondría "un salto cualitativo", debido a su potencia. "Si llega a explotar, hubiera causado destrozos considerables", apuntaron a Europa Press las fuentes consultadas.

El pasado 9 de mayo, en Cangas, artificieros de la Guardia Civil realizaron una detonación controlada de un explosivo hallado dentro de una olla exprés, colocada en una construcción de la parroquia de Darbo. Junto a la olla se encontró una nota que reivindicaba la autoría del grupo Resistencia Galega, que a finales del mes de marzo ya habían utilizado un método similar en otra obra en construcción en la parroquia de A Ramallosa (Nigrán).

Reganosa

Unos días después, los Tedax desactivaron otra bomba en el exterior de la empresa Construcciones Mon, en el polígono de O Ceao (Lugo). Posteriormente, el pasado 25 de septiembre, explotó en Mugardos, a unos 600 metros de Reganosa, otro artefacto con pólvora que destrozó un contenedor y causó daños a dos viviendas situadas en el lugar de Os Novás, en la parroquia de Mehá.

El delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, felicitó a la Guardia Civil por la operación de Portosín. También el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, se declaró "satisfecho" por las detenciones. La Unión de Guardias Civiles, mientras, urgió la creación de un grupo específico de lucha contra el independentismo radical en Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 2007