_
_
_
_

El grapo Silva Sande, condenado a 28 años por el secuestro de Publio Cordón

Dos jefes de la banda armada, absueltos al no demostrarse su vinculación

El que fuera dirigente de los GRAPO, Fernando Silva Sande, actualmente expulsado de la banda, fue condenado ayer a 28 años de cárcel por el secuestro con desaparición en 1995 del financiero Publio Cordón. Silva ha sido condenado también a la prohibición de acudir a Zaragoza, donde se realizó el secuestro, o al lugar de residencia de la familia de la víctima en seis años.

Más información
"El fiscal actuó más como defensa que como acusación"

El tribunal, por el contrario, absolvió a Manuel Pérez Martínez, Camarada Arenas, y a su pareja Isabel Llaquet Balldellou, del secuestro del empresario, pues los magistrados consideran que aunque ambos forman parte de la cúpula directiva de una única organización PCEr-GRAPO, no hay pruebas que puedan acreditar que ordenaran el secuestro a Silva Sande, al jefe del comando, Enrique Cuadra Echeandía, o a los otros integrantes del grupo, Concepción González o José Ortín, todos ellos condenados a 27 años en un juicio celebrado en 1998.

El tribunal recuerda que pese a las reiteradas manifestaciones de los GRAPO precisando que Cordón fue liberado el 17 de agosto de 1995 en Barcelona, y se comunicó por teléfono a la familia en esa fecha, "lo cierto es que no consta que la misma se haya producido, pues aún hoy no se ha verificado la aparición del secuestrado, ni que éste se hubiere intentado poner en contacto con la familia, siendo todavía desconocido su paradero". "Ni el máximo responsable del operativo, Cuadra Echeandía, ni la persona encargada de su custodia, Silva Sande", dice la sentencia, "han sabido o han querido dar explicación alguna satisfactoria, razonada y razonable acerca de lo que sucedió tras el pago del rescate, máxime cuando fueron estos dos sujetos los que recibieron 400 millones en París el 9 de agosto de 1995".

El grapo Fernando Silva Sande, en una de las sesiones del juicio por el secuestro de Publio Cordón.
El grapo Fernando Silva Sande, en una de las sesiones del juicio por el secuestro de Publio Cordón.efe
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_