El PNV y EA elevan su enfrentamiento en Guipúzcoa por el decreto fiscal

El socio menor pide una reunión de la comisión de seguimiento del pacto

Markel Olano e Iñaki Galdos no se dirigieron ayer la palabra durante las tres horas que duró el pleno de las Juntas Generales de Guipúzcoa. Las relaciones entre el PNV y EA, socios de gobierno en la Diputación, atraviesan su peor momento tras anunciar el pasado miércoles Olano, diputado general peneuvista, su intención de aprobar por decreto un tipo del 28% en el Impuesto de Sociedades. La tensión entre ambos partidos fue una constante en la Cámara. Olano le dedicó un frío saludo de cortesía a su compañero de bancada Galdos, de EA y primer teniente de diputado general. Después no se cruzaron ni una palabra.

El decretazo de Olano ha disgustado tanto a sus socios de gobierno que ya han solicitado que se reúna la comisión de seguimiento del pacto. La división es tal en el Ejecutivo foral que Josean Rekondo, juntero de EA, terminó ayer su discurso sobre los presupuestos de Guipúzcoa con la siguiente afirmación: "Nosotros, el pueblo de Guipúzcoa, no podemos ser sustituidos por un decreto".

La medida con la que Olano pretende fijar un tipo del 28%, el vigente en Álava y Vizcaya, sigue suscitando interpretaciones contrapuestas entre las dos formaciones. El PNV sostiene que su rechazo en las Juntas no tendría efectos retroactivos, por lo que la liquidación del 2007 se realizaría con arreglo a lo establecido en dicho decreto. EA, por contra, advierte de que una sentencia del Tribunal Constitucional considera inconstitucional regular a través de un decreto elementos sustanciales de un impuesto, como el tipo de gravamen. Y añade que la no convalidación por las Juntas supondría la nulidad de dicho decreto.

La presidenta del Parlamento provincial, la socialista Rafaela Romero, afirmó al respecto que, tras un análisis inicial de sus servicios jurídicos, la no convalidación del decreto no impediría su aplicación en 2007, "salvo que una decisión judicial lo declare nulo de pleno derecho". El también socialista Miguel Buen, en cambio, opinó que la vía del decreto muestra "falta de confianza en el sistema democrático" y supone actuar al "estilo Chávez", el presidente de Venezuela.

Las Juntas rechazaron ayer con los votos del PNV, EA y EB las enmiendas a la totalidad de los socialistas y populares, que pedían la devolución de las cuentas forales para 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 10 de diciembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50