La aventura del cómic en catalán

Grup 62 entra en el mundo de los tebeos y reordena su área de libros para niños

El libro infantil y juvenil en catalán se llevó el 17,1% de la facturación total del sector en 2006, es decir, casi 42 millones de euros, por encima de la literatura (16%) y de diccionarios y enciclopedias (10,9%).

Ante la que es la segunda materia más rentable en catalán después del libro de texto no universitario, el nuevo Grup 62, tras la fusión entre Edicions 62, Enciclopèdia Catalana y los sellos en catalán de Planeta, ha decidido reagrupar sus marcas destinadas al público lector hasta los 18 años, ampliar el número de novedades y entrar, por primera vez, en el mundo del cómic. Una joint-venture con uno de los monstruos de la edición del cómic en España, Planeta De Agostini (que edita los clásicos de la norteamericana DC, como Superman y Batman), permitirá al grupo editorial catalán publicar, al principio, cuatro títulos al año, crear un área de cómic adulto a partir de las llamadas graphic novels e, incluso, introducirse en el ámbito en castellano a partir de Península, según el director editorial de Grup 62, Félix Riera.

Watchmen (Vigilantes), un auténtico clásico y superventas del género, abre la línea de cómic catalán. La apocalíptica obra del guionista Alan Moore y del dibujante Dave Gibbons sobre unos superhéroes que malviven en el mundo cotidiano humano es llevada a la pantalla en la actualidad por Zack Snyder, director de 300, adaptación de la gran historieta de Frank Miller. La versión fílmica de Watchmen estará en cartelera a principios de 2009.

Mucho antes ha llegado a las pantallas españolas La brújula dorada, título con el que el cine recoge la trilogía fantástica de Philip Pullman y que Grup 62 recupera para empezar una colección de fantasy y aventura de la que también forma parte Túnels, la nueva apuesta del editor británico Barry Cunningham, descubridor de la saga de Harry Potter. "La fusión y reordenación de colecciones de los distintos sellos es inevitable", apunta la editora Patrizia Campana, que ha asumido la dirección conjunta de la nueva aérea. Ésta se ha dividido en tres apartados, el primero de los cuales está destinado a librerías. Bajo ese paraguas están Timun Mas (que posee el popular Teo), Destino infantil (Les tres bessones), Empúries juvenil (Harry Potter), Columna Jove (con las obras de Cornelia Funke y la serie Flanagan de Andreu Martín) y El Aleph infantil (ilustrados y en castellano). Un segundo bloque lo conforman los libros complementarios del mercado escolar, con las afianzadas colecciones Eines (de Proa) y Educació 62, que si bien se mantendrán independientes, unificarán algunos títulos. La tercera pata es la del cómic.

A pesar de la reestructuración, el número de títulos publicados al año se incrementará en casi el 30% con relación a los que antes hacían por separado los distintos sellos, alcanzándose así el centenar de novedades al año. "El libro infantil se hacía además de... y se cuidaban poco; ahora se trabajará específicamente para ello, para impulsar su presencia en el mercado y crear nuevos espacios de negocio", resume Campana.

Sobre la firma

Carles Geli

Es periodista de la sección de Cultura en Barcelona, especializado en el sector editorial. Coordina el suplemento ‘Quadern’ del diario. Es coautor de los libros ‘Las tres vidas de Destino’, ‘Mirador, la Catalunya impossible’ y ‘El mundo según Manuel Vázquez Montalbán’. Profesor de periodismo, trabajó en ‘Diari de Barcelona’ y ‘El Periódico’.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS