Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEA quiere incluir en el pacto con la Junta viviendas a precio tasado

La firma del acuerdo entre gobierno, patronal y sindicatos será el día 13 o 14

El Pacto por la Vivienda será casi con total seguridad una realidad la próxima semana. La Junta de Andalucía ha fijado para el 13 o el 14, en virtud de las agendas de los firmantes, la fecha para rubricar un acuerdo en el que sólo falta por dar el sí definitivo la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Tanto la Junta como los sindicatos UGT y Comisiones Obreras están satisfechos con lo plasmado en el quinto borrador elaborado en la Mesa de Concertación, y que contempla la construcción de 700.000 viviendas en Andalucía, 300.000 de VPO, en los próximos 10 años. El Plan Estatal 2005-2008 prevé levantar 720.000 nuevas viviendas, de las que 78.360 se construirán en Andalucía.

Comisiones Obreras tiene previsto someter hoy el acuerdo a su comité regional. El sindicato considera que se han plasmado en el documento del pacto todos los objetivos planteados en la mesa por las centrales sindicales, fundamentalmente la asignación de esas 300.000 viviendas según los niveles de rentas, así como liberar el suelo industrial de las restricciones de la legislación urbanística para garantizar el desarrollo de la actividad económica y el empleo.

Francisco Carbonero significó que el Pacto tendrá dos garantías comprometidas: una comisión de seguimiento y el compromiso del Gobierno andaluz de dotar presupuestariamente y anualmente las partidas necesarias para construir esas 300.000 viviendas.

La única dificultad para la firma del pacto es el acuerdo con la CEA. Los empresarios han mostrado ciertas reticencias al borrador actual, así como con determinados aspectos que quedan a expensas de una negociación posterior de las dos normas por las que se desarrollará el pacto: los planes de la Vivienda y Suelo de Andalucía y la Ley del Derecho a la Vivienda.La CEA pretende aclarar aspectos no contemplados en el plan como es la situación en la que quedan los municipios que aún no han iniciado la adaptación de su PGOU a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) y al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA).

Igualmente, insisten en excluir de los límites de crecimiento urbanístico los suelos destinados a uso terciario, o al menos los comerciales.También quieren mayor certeza en el compromiso de incorporar al pacto las viviendas a precio tasado que contempla la legislación nacional y que no fue recogida en la norma autonómica de vivienda protegida. O la concreción del baremo de habitabilidad que se les va a asignar a las viviendas de VPO, actualmente 2,7 personas por vivienda y que la CEA pretende se reduzca a 1,5.

Los empresarios han conseguido incorporar al documento dos medidas para que el nuevo Plan andaluz de la Vivienda y Suelo incluya dentro de la VPO "la vivienda a precio concertado o similar", así como una medida que reza: "Contemplar, en coordinación con lo que se establezca a nivel nacional, la figura de vivienda a precio tasado para satisfacer un sector de la población, que sin poder acceder a la vivienda protegida, tienen dificultades para el acceso a una vivienda libre, sin que ello afecte a los suelos destinados a las viviendas protegidas".

Fuentes de la negociación indicaron que mediante estas dos medidas se pretende que puedan, en su caso, incorporarse al mercado de vivienda protegida una bolsa de viviendas de renta libre que actualmente no absorbe el mercado, y que, mediante el ajuste de precios, pueda dirigirse a un sector con rentas superiores a 5,5 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), límite máximo para la VPO.

LAS CLAVES

- El pacto prevé 300.000 VPO: 10.000 para familias con ingresos inferiores al IPREM; 200.000 para ingresos entre 1 y 2,5 veces el IPREM; 40.000 para ingresos entre 2,5 y 3,5; y 40.000 entre 3,5 y 5,5.

El acuerdo contempla además otras 10.000 VPO en alquiler.

Ayudas públicas directas a familias con ingresos inferiores al IPREM.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2007

Más información