Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobierno de Ferrol pagará 8 millones por parar la obra de la plaza de España

El Ayuntamiento de Ferrol deberá pagar a la constructora Abeconsa casi ocho millones -7.998.000 euros- para compensar la paralización de las obras de construcción de un edificio de 21 metros de altura que se erigía en el centro de la plaza de España y su posterior explotación comercial durante 60 años.

El acuerdo alcanzado por ambas partes zanja la vinculación de la empresa con una obra incompleta y pone fin a la dilatada polémica partidista que enfrentó a la anterior corporación popular con la actual, PSdeG-IU, a cuenta del coste económico de parar una intervención que Política Territorial consideró ilegal.

El alcalde de Ferrol, Vicente Irisarri, se mostró satisfecho de cerrar un acuerdo económico que esquiva los tribunales para revocar una actuación adjudicada en pleno por el gobierno de Juan Juncal "que nunca se debió haber otorgado porque era ilegal". Irisarri insistió además en que la fórmula pactada con Abeconsa no supondrá incrementar la deuda del municipio, y explicó que más de mitad del total, 5,2 millones de euros corren por cuenta de la Xunta a través de una partida para la "humanización" de este espacio público autorizada ayer en el último Consello del Gobierno.

Los 2,7 millones restantes se financiarían a través de una concesión administrativa a una empresa privada para la explotación comercial de las dos plantas ya construidas bajo el subsuelo de plaza, y que podrían albergar instalaciones deportivas. Irisarri reconoce que ya hay empresa interesadas en la explotación privada de este espacio.

Desde Abeconsa, el director gerente de la firma, José Luis Molina, manifestó ayer a este diario que la constructora ferrolana "ha sacrificado mucho" en beneficio de la ciudad, y estima que por ley, a la empresa le correspondería una indemnización mayor, "próxima a los 11 o 12 millones de euros".

"No es la cifra a la que por ley teníamos derecho", insistió Molina, "no fue fácil y hemos cedido mucho para no ocasionar un perjuicio mayor". El ayuntamiento ferrolano deberá abonar a Abeconsa la parte más sustancial del acuerdo en enero, y el resto del montante antes del 30 de junio del 2008.

Lejos de zanjarse por completo, al culebrón en el que se ha convertido la reforma de la plaza de España en los últimos siete años todavía le quedan flecos pendientes como el aspecto definitivo que tendrá este espacio en superficie. Irisarri apostó ayer porque la céntrica plaza "sea un lugar de ocio y paseo". "Queremos la plaza más bonita del mundo", manifestó.

Las obras de remodelación de la plaza de España se iniciaron en el 2002 durante el gobierno del BNG, y hasta su paralización definitiva en julio del 2007 han visto pasar tres proyectos urbanísticos de tres corporaciones de distinto color político. Sin embargo, la propuesta PP-Independientes por Ferrol, de edificar un inmueble de cinco plantas fue la que levantó ampollas entre los vecinos y la oposición. Los primeros, a través de la federación vecinal Roi Xordo interpusieron una denuncia ante la Fiscalía del TSXG que sigue adelante en los tribunales ferrolanos, que investigan si el gobierno anterior cometió delito urbanístico al adjudicar la construcción de un edificio con fines privados sobre suelo público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2007