Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La vida de los Gucci según Ridley Scott

La familia se opone a que el director lleve al cine el asesinato de Maurizio

En la filmografía de Ridley Scott faltaba una película dedicada al mundo de la moda. La productora Fox 2000 anunció, hace algunos días, que llevará a la gran pantalla la historia de la familia Gucci, la histórica firma italiana de moda, bajo la dirección del cineasta británico.

En la filmografía de Ridley Scott faltaba una película dedicada al mundo de la moda. La productora Fox 2000 anunció, hace algunos días, que llevará a la gran pantalla la historia de la familia Gucci, la histórica firma italiana de moda, bajo la dirección del cineasta británico. Sin embargo, la idea no le ha gustado a los Gucci. Según la revista Variety, la película, que contará su "salvaje y glamourosa" historia, se centrará en las décadas de 1970 y 1980, la época dorada del grupo, en la que sus 153 tiendas de todo el mundo obtuvieron unos beneficios de unos 500 millones de dólares al año.

El hilo conductor del guión será la vida de Maurizio Gucci, nieto del fundador Guccio Gucci, quien creó en 1921 una pequeña empresa de artículos de piel que, con el paso del tiempo, se convirtió en la famosa marca. Maurizio fue asesinado en 1995 ante su casa de Milán. Fue el último Gucci que gestionó la firma hasta que ésta fue cedida a una multinacional árabe.

Su mujer, Patrizia Reggiana, fue condenada a 26 años de cárcel como inductora de la muerte, y su amiga Giuseppina Auriemma, a 19 años por haber actuado como intermediaria con los asesinos a sueldo que dispararon al diseñador.

"La película no está autorizada", replicó ayer desde las páginas del Corriere della Sera Patrizia Gucci, de 45 años, prima de Maurizio. "Si ofende la historia de nuestra familia, intentaremos bloquearla", aseguró.

Según la reconstrucción de los hechos de Patrizia Gucci, hace tres años el director británico anunció su idea a la familia y mandó a su mujer y productora, Giannina Facio, a Florencia para que pasara tres días con ellos. "La tratamos con mucho cariño", explica Patricia, "nos dijo que el papel de mi padre lo haría Nicolas Cage". Después el guionista Charles Randolph llamó a los Gucci y volvió a asegurar "que el asesinato iba a tocarse de paso". "Espero que nunca haga la película. Escribiré un libro acerca de los Gucci y regalaré una copia a Ridley Scott", advierte Patricia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2007