El presunto asesino de Litvinenko logra escaño

Andréi Lugovói, acusado por los británicos de envenenar al ex agente ruso Alexandr Litvinenko con polonio 210, es uno de los nuevos diputados elegidos el domingo. Lugovói, que también fue miembro de los servicios secretos, logra junto con el escaño la inmunidad parlamentaria.

Lugovói se presentó como número dos de la lista del Partido Liberal Democrático, que lidera el nacionalista populista Vladímir Zhirinovski. El ex agente insiste en que es inocente, aunque los británicos determinaron que fue dejando rastros de polonio por todos los lugares donde anduvo. Mijaíl Trepashkin -otro agente que acusó al Kremlin de estar detrás de las explosiones de los edificios de vivienda ocurridos en 1999 y que fue liberado la semana pasada tras cumplir cuatro años de prisión por divulgar supuestos secretos de Estado- dijo que Lugovói, cumpliendo órdenes de Moscú, pudo ser un asesino involuntario creyendo que lo que echaba en el té de Litvinenko era sólo una sustancia química para sacarle información.

Más información
Los observadores denuncian que las elecciones rusas no fueron limpias

Lugovói calificó los comicios del domingo de limpios y dijo que él, que ha sufrido "las bondades" de la democracia occidental en carne propia, no tiene motivos para "creer en la honradez" de los observadores europeos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS