Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal ve "confiscador" el 40% de VPO del plan vigués

"En ciudades como Vigo, llegar a un 40% de VPO (vivienda protegida) me parece un porcentaje confiscador", afirmó Antonio Fontenla, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) en una entrevista a Europa Press. Fontenla estima que el sector privado podrá asumir un 40% de VPO, pero no en todos los sitios, y critica que esta medida se haya extendido a Vigo, después de que en un primer momento estuviese previsto un 20%.

"Si se está negociando un plan urbanístico durante siete años, lo que no se puede hacer es doblar de repente el porcentaje porque estás encareciendo el otro 60%", aduce. Y ello, pese a que en el previsible frenazo de la actividad inmobiliaria, la VPO puede ser "una buena salida para mantener empleo si hay suelo adecuado".

Por otra parte, el líder de la patronal considera "optimistas" las previsiones de la Xunta de crecer en 2008 un 3,5% del PIB, pero matizó que "lo importante es que evolucione por encima del IPC, para no perder competitividad, y mejor que España, para poder converger".

Además, considera que dos años son muy poco tiempo para apreciar un cambio de modelo económico, pero cree que es indudable que "la industria siempre fue la hermana pobre en Galicia y ahora ocupa un puesto importante en el ránking, al igual que sucede con las exportaciones".

Levantar restricciones

Antonio Fontenla insiste en que la medida cautelar de la Xunta de paralizar nuevas construcciones a 500 metros de la costa (durante un límite de dos años) tiene que "acelerarse al máximo" y, dado el gran número de kilómetros de litoral, defiende "ir estudiando caso a caso y levantando la restricción en algunas zonas" para evitar perjuicios.

Fontenla, que es constructor, también aprecia una tendencia "a una protección tremenda del litoral" y advierte de que Galicia "no puede permitirse el lujo de ser toda un vergel", al tiempo de que alerta de que ciertas normas estatales "deben adaptarse a la comunidad, pues la están discriminando". "No se debe legislar desde Madrid en tema de costas", recrimina.

A pesar de este aviso al bipartito, el máximo responsable de la patronal le aconseja prudencia con sus demandas competenciales, pues asegura que tiene "mucho miedo de que se produzcan transferencias que no estén bien dotadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de diciembre de 2007