Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La excusa de Cercanías

Los socialistas catalanes también entendieron que la manifestación del sábado se alejó del puro objetivo de reivindicar la mejora de las infraestructuras. Su portavoz parlamentario, Miquel Iceta, justificó ayer la ausencia del PSC por dos razones. Primero, porque el partido "no coincide con la reivindicación soberanista de los convocantes". Segundo, porque "es incompatible hacerse responsable [de una situación] ante la ciudadanía y, al tiempo, convocar una manifestación de protesta". Iceta aprovechó su artículo en el blog personal para arremeter, sin citarlos, contra sus socios de Esquerra e Iniciativa. "¿Cómo queremos prestigiar la política si quienes tienen responsabilidades de gobierno convocan manifestaciones como si el problema no fuese con ellos?".

El delegado del Ministerio de Fomento en Cataluña, Jordi Prat, también apreció un cariz soberanista en la protesta. "Buena parte de la gente fue para expresar un sentimiento nacionalista e independentista, y el funcionamiento del servicio de Cercanías les dio una ocasión para manifestarlo", comentó en declaraciones a Catalunya Ràdio.

El presidente del Partido Popular en Cataluña, Daniel Sirera, dijo que se habían cumplido sus augurios y que la marcha derivaría en una reivindicación a favor de la independencia de Cataluña. Sirera lamentó el silencio "cómplice" del presidente de la Generalitat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de diciembre de 2007