Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta diseña una autopista de peaje en plena serranía de Ronda

Grupos ecologistas rechazan el proyecto, que afectará a la Sierra de las Nieves

Una autopista de peaje es la alternativa que la consejería de Obras Públicas ha elegido para mejorar la conexión entre la Costa del Sol y Ronda, comunicadas ahora por una carretera, A-397, de trazado muy sinuoso con numerosas curvas, que soporta una fuerte intensidad de tráfico con riesgo de llegar a la saturación y que tiene, entre otras consecuencias, un creciente índice de accidentalidad. El nuevo trazado, que podría estar en funcionamiento en unos cuatro años y medio y costará unos 350 millones de euros, plantea serios inconvenientes medioambientales en una zona "muy sensible" en el entorno de la Sierra de las Nieves.

El estudio informativo del proyecto que ayer presentó la consejera de Obras Públicas, Concha Gutiérrez del Castillo, contempla un trazado de 32,7 kilómetros entre San Pedro Alcántara y Ronda. El tiempo necesario para el trayecto, que ahora es de unos 50 minutos, quedaría reducido a 22. Pero la consejera resaltó que no se trata sólo de acortar distancias, sino de mejorar la seguridad y potenciar además la economía de la Serranía de Ronda, comarca que padece un acusado fenómeno de despoblación. Según los datos de la consejería, la carretera beneficiará a 18 municipios que suman unos 230.000 habitantes, aunque las dos terceras partes se concentran entre Marbella y Estepona.

El proyecto, además, plantea inconvenientes medioambientales. La propia consejería de Obras Públicas reconoce que afecta a un terreno "especialmente sensible", en el entorno de la Sierra de las Nieves, aunque fuera de la zona de reserva del parque natural. La consejera insistió ayer en que el estudio informativo ha hecho "especial hincapié" en la protección de la flora, la fauna y los elementos geológicos y se adoptaran una serie de medidas correctoras como pasos para animales y para salvar las vías pecuarias, y un programa de restauración paisajística cuando acabe la construcción.

La autopista tendrá 26 viaductos y un gran puente atirantado para evitar pilares de gran magnitud sobre el arroyo Cerro Gordo. El estudio sólo contempla un túnel de 1.660 metros para salvar el Cerro de los Sauces.

El proyecto ya ha sido rechazado por diversas asociaciones ecologistas y ciudadanos que han constituido una plataforma para luchar contra una autopista que consideran "innecesaria, despilfarradora, insolidaria y especuladora". Según la plataforma, "la autopista no está hecha para mejorar las comunicaciones de la población serrara con el litoral, sino todo lo contrario, sería usada por la población con más recursos económicos y esconde intereses de especulación urbanística en las proximidades de su trazado, potenciando un modelo de desarrollismo rural que nada tiene que ver con la mejora de la calidad de vida de nuestra comarca".

La Junta pretende construir la tercera autopista de peaje que tendrá la provincia de Málaga en colaboración con la iniciativa privada, para la que "resulta muy golosa", según reconoció la consejera. Pero insistió en la función social del proyecto y anunció que se creará un consorcio junto a diputación y ayuntamientos que establecerá bonificaciones en el peaje para los usuarios más frecuentes y vehículos de alta ocupación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de noviembre de 2007