Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La AVT vuelve a la calle a exigir la ilegalización de ANV y PCTV

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) vuelve mañana a las calles de Madrid, sin Mariano Rajoy ni José María Aznar, para exigir al Gobierno que ilegalice a Acción Nacionalista Vasca (ANV) y el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV). La manifestación pasará por la puerta de la sede central del PP, partido que ha vuelto a apoyar la protesta aunque con una intensidad menor que la que deseaba Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT. La protesta coincidirá con las convocadas en favor de la independencia que ha convocado ANV en Bilbao y otros municipios vascos.

La marcha partirá a las cinco de la tarde para finalizar en la plaza de Colón, el espacio preferido por el PP y la AVT para sus actos. El lema será Por un futuro en libertad. Juntos, derrotemos a ETA, de menor contundencia que el de Rendición, en mi nombre, no, utilizado mientras estaba vivo el proceso de paz. La AVT llama a la movilización al entender que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no está poniendo todos los medios que tiene a su alcance para derrotar a la banda terrorista ETA".

Lo que se exige es la ilegalización de ANV y PCTV, la disolución de los ayuntamientos donde gobierna ANV, la retirada de la resolución aprobada por el Congreso que abría la puerta a los contactos con ETA y la reactivación del Pacto Antiterrorista que firmaron PP y PSOE.

Temor por la asistencia

La AVT se está empleando a fondo para conseguir un número de asistentes que, como mínimo, iguale al de protestas anteriores. Movilizará autobuses desde 40 ciudades y el PP también pondrá algunos, sobre todo para manifestantes valencianos. Pero temen que el apoyo más tímido del PP reste asistencia.

El PP se esforzó ayer en explicar que, pese a la ausencia de Rajoy (en un acto electoral en Almería) y Aznar (ayer excusó su presencia a Alcaraz, alegando que iba a estar en Estados Unidos, pero informó de que estaría su mujer, la concejal madrileña Ana Botella), habrá "una amplísima presencia" en la marcha de cargos del PP.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, mostró ayer su "perplejidad" por el apoyo del Partido Popular a la marcha y no a la política antiterrorista del Gobierno, especialmente en una legislatura con 500 presuntos etarras o jóvenes vinculados a la kale borroka detenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2007