Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comercio asegura que los precios son imposibles de pactar

Se opone a la ampliación de horarios

El pequeño y el mediano comercio entró ayer en el debate de la subida de los precios y en el de los horarios comerciales. Por separado, pero como si de una estrategia concertada se tratara, la Confederación Española de Comercio (410.000 pequeñas tiendas) y Asedas (18.000 supermercados) lanzaron el mismo mensaje: son ajenos a la subida de precios que vienen del productor, nunca pactan precios "porque es imposible" y rechazan la ampliación de horarios comerciales porque no provocan rebajas del precio al consumidor.

El director general de la patronal de supermercados, Ignacio García Magarzo, aseguró que los precios "los pone el fabricante y que la distribución es la última en subirlo. La gran competencia que hay entre los distintos formatos hace que se reduzca el margen para no perder clientes". Para García Magarzo, los precios en origen están a punto de tocar techo y descartó que las ventas caigan en la campaña de Navidad.

En el apartado de horarios, tanto Asedas como la Confederación de Comercio creen que abrir más festivos no supone mejorar precios porque "se venderá lo mismo con mayores costes que pueden redundar en el precio final de los productos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2007