Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Catacumbas bajo los rascacielos

Una exposición sobre el Imperio Romano reúne 500 piezas de 29 museos

"La civilización de Roma no es una ruina, es algo que vive en nuestras culturas: las leyes, la lengua, las costumbres... Todos nos sentimos romanos", dijo ayer la catedrática de la Universidad Autónoma de Barcelona Isabel Rodá, comisaria científica de Roma SPQR (Senatus Populusque Romanus). Se trata de una exposición sobre el Imperio Romano que se adueña a partir de hoy de los 2.000 metros cuadrados del gran depósito del Canal de Isabel II en la plaza de Castilla, y a buen seguro conquistará al público.

Más de un millón y medio de personas visitaron las anteriores exposiciones de la Fundación Canal dedicadas a las grandes civilizaciones: China y Los guerreros de Xi'an y Faraón, sobre el antiguo Egipto. Auguran el éxito las previsiones de la Comunidad y de su presidenta, Esperanza Aguirre, que recorrió ayer la escenografía romana concentrada "en uno de los espacios expositivos más singulares de Madrid, España e incluso de Europa".

Los fondos de la muestra proceden de España, Italia, Francia y Croacia

El público lo comprobará a partir de hoy, hasta el 2 de marzo de 2008. Los ciudadanos del siglo XXI se sumergirán en un túnel del tiempo que recorre los 300 años que duró el Imperio Romano, desde su comienzo con Augusto (siglo I antes de Cristo) a su final con Constantino (siglo IV después de Cristo). La exposición se centra en la Roma imperial, la que ya en el siglo I se extendía desde las costas atlánticas del Noroeste (finis terrae) hasta las actuales Siria y Egipto, con el mar Mediterráneo como cauce expansivo.

Economía, leyes, artes, simbología, ejército, arquitectura y paisaje, religión, vida cotidiana, juegos y espectáculos y ritos funerarios son los ejes que estructuran la muestra. Se detiene especialmente en Hispania, el territorio que hoy ocupan los espectadores de esta recreación.

"Aprovechando las posibilidades del depósito del Canal (con atmósfera de catacumba gigante) hemos planteado la exposición como si se tratara de un yacimiento arqueológico, al que el público puede descender y contemplar los hallazgos", explicó ayer Manuel Blanco, comisario artístico de Roma y catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid.

Y los hallazgos que contemplarán los curiosos son más de 500 piezas, procedentes de 29 museos nacionales e internacionales. Importantes fondos de Italia, Francia y Croacia, así como de centros españoles como el Museo del Prado, el de Arte Romano de Mérida, el Arqueológico Nacional, los arqueológicos de Cataluña y Ampurias y los de Córdoba, Cartagena y Sevilla.

Junto a la experiencia contemplativa de las obras de hace tantos siglos, Roma SPQR incluye técnicas audiovisuales actuales. Hologramas y proyecciones recrean la vida cotidiana. Incluso hay un combate virtual de gladiadores. La existencia de cuerpo de bomberos (vigiles), el uso de construcciones desmontables, las tabernas como lugar de negocios, la moda de los spas (sanus per aqua) o los puestos de comida para llevar figuran entre las curiosidades de las urbes romanas que salen a relucir en la exposición madrileña. Pero si los visitantes quieren más datos pueden consultar una web específica: www.romaspqr.es.

Roma SPQR. Centro Arte Canal. Paseo de la Castellana, 214. De 9.00 a 21.00, de lunes a domingo. Entradas en taquilla y en www.entradas.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2007