Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vídeo muestra cómo la policía canadiense mata a un polaco

Robert Dziekanski, polaco de 40 años, había llegado a Vancouver a visitar a su madre, pero murió antes de salir del aeropuerto. Era el 14 de octubre. Cuatro policías se abalanzaron sobre él y le dispararon con pistolas Taser, utilizadas habitualmente para inmovilizar a sospechosos. La policía dijo que Dziekanski había intentado agredir a los agentes, pero las imágenes de un videoaficionado difundidas ayer lo desmienten y han provocado estupor e indignación en Canadá y la protesta de Polonia.

En el vídeo, Dziekanski aparece con muestras de ira, incapaz de hablar inglés. Luego llegan los policías y, pese a que Dziekanski no hace ningún movimiento amenazador, le disparan varias veces con pistolas que descargan hasta 50.000 voltios por disparo. Entre gritos de intenso dolor, Dziekanski cae al suelo y dos de los agentes se abalanzan sobre él. Poco después, muere.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de noviembre de 2007