Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El asalto al Constitucional

Miguel Herrero de Miñón, premio jurídico Pelayo

Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, ex diputado de UCD y de AP y uno de los siete padres de la Constitución, recibió anoche, en el Casino de Madrid, el XIII Premio Jurídico Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio en reconocimiento a su labor como político y jurista.

En el acto de entrega del galardón, dotado con 30.000 euros y concedido por la mutua de seguros Pelayo, participó el presidente del Congreso, Manuel Marín; la presidenta del Constitucional, María Emilia Casas; el presidente del Poder Judicial y del Supremo, Francisco Hernando; y el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

El jurado estuvo formado por el ex jefe de la Casa Real, Sabino Fernández Campo; el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa; Carlos Carnicer, presidente del Consejo General de la Abogacía; María Emilia Casas; el consejero delegado del Grupo PRISA (editor de EL PAÍS), Juan Luis Cebrián; los abogados Emilio Cuatrecasas y Antonio Garrigues Walker; los magistrados del Tribunal Constitucional Eugeni Gay y Ramón Rodríguez Arribas; el ex fiscal general Juan Ortiz Úrculo; y el magistrado del Supremo Benigno Varela. El acto contó con la presidencia de honor del rey Juan Carlos.

Derecho y realidad

En su discurso tras recibir el premio Herrero y Rodríguez de Miñon aseguró que su "lucha por el derecho" consistió en adecuarlo a la realidad. "Una realidad que no debe someterse a la rigidez de las categorías, sino que exige categorías a su medida, sea flexibilizando las antiguas, sea generando otras nuevas", aseguró Herrero de Miñón.

El premiado, que se presentó como "positivista", se refirió también a su defensa de los "derechos históricos", que justificó "para reconocer e integrar más eficazmente la plurinacionalidad española". "Un cuerpo político", continuó Miguel Herrero refiriéndose a España, "para ser verdadero ha de surgir del ethnos prepolítico, decantado por el tiempo y basado (...) en la afinidad física y espiritual, en la de las facultades y las convicciones".

A ese mismo asunto se refirió el presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín, que en la alocución que abrió el acto aseguró que Miguel Herrero de Miñón es el único político que ha conseguido que el ex presidente del PNV Xabier Arzalluz "se parta de risa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de noviembre de 2007