Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OCIO

El juego español sobre la Guerra Civil enfrenta a republicanos con 'nacionales'

El martes se pone a la venta Sombras de guerra: la Guerra Civil española, segundo lanzamiento del estudio malagueño Legend Studios. Este videojuego para PC del género de la estrategia en tiempo real está inspirado en los hechos que sumieron a este país en un conflicto fraticida. Llama la atención que a la hora de denominar los bandos enfrentados se emplee el término "nacionales", usado por el franquismo, en lugar del de "sublevados" para definir el bando vencedor. El otro es el republicano. Paco Pérez, director del proyecto, justificó esta opción porque "no se entendería internacionalmente" el apelativo "rebeldes". "El término nacionales fue el que emplearon los del bando franquista". Carlota Leret, hija del primer fusilado en la Guerra Civil, criticó que se llame a los golpistas nacionales, "cuando eran falangistas, requetés, monárquicos, extrema derecha española..".

Por 30 euros cualquiera podrá vivir en primera persona 25 misiones. "Cuando finalizamos War Times, nuestro primer proyecto, empezamos a buscar temáticas para nuestro segundo título de estrategia, pero prácticamente todos los conflictos tenían su juego", explica Paco Pérez, "hasta que caímos en que la Guerra Civil española no se había explotado aún como entretenimiento interactivo". La compañía plantea este lanzamiento como el primero de una trilogía.

El creador del juego, Francisco Pérez, está asombrado por el tono insultante, violento y extremista que alcanzan las discusiones en Internet a raíz de la polémica que ha desatado el anuncio de su comercialización, "fruto quizá del actual clima político de enfrentamiento entre las dos Españas". Aún antes de conocerlo, en la Red hay opiniones enfrentadas. Hay quien ve "nefasto" que alguien pueda ponerse en la piel de un fascista, o de Franco, para jugar. Otros ven positiva la posibilidad de vencer a la derecha y hay quienes, recordando los juegos sobre la Guerra Mundial, considera "normal" que haya uno sobre la guerra española.

Pérez cree que "la mejor manera de contar la guerra es jugando. Pocos jóvenes van a coger un libro para saber qué sucedió. Además, es difícil encontrar uno que no tome partido por uno u otro bando. En cambio, sí que verán y escucharán los vídeos previos a las misiones obtenidos de la Filmoteca Nacional y la BBC".

La compañía asegura que no quiere hacer más de lo que juegos existentes, o incluso películas, han hecho con otros conflictos. Pretenden contar la historia desde ambos bandos: "además de entretener, puede servir para tomar conciencia de que hay que conocer los hechos para evitar que se repitan", sentencia Pérez.

Después de tres años de desarrollo y un millón de euros de presupuesto el resultado es un videojuego que integra dos campañas completas, una para cada bando, con la licencia histórica de que los republicanos pueden ganar la guerra si en la décima misión, la batalla del Ebro, la heroína consigue transmitir la posición de la Legión Cóndor a sus camaradas republicanos. En el resto pretenden ser muy respetuosos con la veracidad y las misiones, aseguran, son "históricamente correctas".

En cuanto al diseño de las misiones, el equipo reconoce que no ha sido fácil poner sobre el terreno situaciones de igualdad para que se desarrolle una experiencia interactiva. "Por la abrumadora superioridad armamentística de los nacionales a partir de la llegada de italianos y alemanes. La milicia republicana era caótica y en esos términos es complicado plantear un título de estrategia, que presupone cierto equilibrio como en el ajedrez", comenta Miguel Ramos, jefe de diseño.

Para salvar este escollo, algunas misiones son de rescate o de protección de civiles. Por ejemplo, en el ametrallamiento de refugiados de Almería, en las carreteras de Málaga y Motril, el jugador tomará el control del médico canadiense Norman Bethune, personaje que realmente participó en la contienda, quien deberá evacuar y curar a los civiles con su camión adaptado como ambulancia. Deberá buscar la mejor ruta. Varios meses buceando en archivos históricos y viendo las películas de la Filmoteca dan como resultado la aparición en el juego de detalles como las pancartas de No pasarán entre los edificios de Madrid o carteles de la propaganda oficial pegados en las paredes en ruinas. Los Tiznados, vehículos usados por los republicanos, o los carros de combate Panzer Mark I y Fiat Anslado L3 empleados por los sublevados están representados.

Legend Studios ha invertido la mitad del desarrollo en crear un nuevo motor de juego 3D parametrizable. Esta creación les permite abordar nuevos proyectos en la mitad de tiempo. Su obsesión ahora es mantener esta pieza al día, para que, como mínimo, haga lo mismo que los motores de la competencia. De momento es capaz de manejar sombras en tiempo real, rugosidades, efectos de iluminación, partículas, reflejos y un largo etcétera de complejos términos técnicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2007