Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El petróleo y los tipos de cambio deslucen los pronósticos

El ejercicio de hacer prognosis económica está siempre lleno de incertidumbres, incrementadas ahora con las volatilidades de los precios del crudo y de los tipos de cambio. De hecho, las previsiones anunciadas ayer nacen superadas. Las tablas se cerraron con los datos proporcionados por los distintos Gobiernos de la UE hasta el pasado 24 de octubre, cuando el precio del barril tipo brent -el de referencia en Europa- rondaba los 84 dólares, un 65% de incremento en dólares (49%, en euros) sobre las tarifas de mediados de enero. El estudio de la Comisión admite que, de haberse cerrado los datos el día 2, el precio del barril hubiese estado seis dólares por encima (cuatro euros) lo que se traduciría, aplicando el mismo modelo de cálculo, en un PIB para 2008 dos décimas inferior al anunciado y una inflación una décima por encima. El brent se situó ayer en 93,40 dólares.

"Nadie puede saber cuál será el precio del petróleo dentro de seis meses", reconoció Joaquín Almunia. Y lo mismo se aplica para el cambio euro-dólar. Los servicios trabajan con las hipótesis de los mercados: 70,6 dólares el barril en 2007 a 1,36 dólares por euro (51,8 euros por barril) y de 78,8 y 76 dólares para los dos años sucesivos a razón de 1,47 dólares por euro, el máximo de estos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de noviembre de 2007