Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fin de semana

Fetiches y dibujos del horror

San Sebastián expone objetos del cine fantástico y obras del genio del 'manga'

En el imaginario tétrico y espeluznante del japonés Hideshi Hino conviven los bebés mutantes con niñas diabólicas y gusanos monstruosos. Los dibujos del macabro esteta del manga y su mundo, poblado de seres atormentados, se muestran estos días en el Centro Cultural Okendo de San Sebastián, que acoge más de un centenar de originales. Hino (Manchuria, 1946), uno de los maestros del género de terror, despliega en esta exposición todo un recital de seres espantosos y escenas de dolor.

La muestra se incluye en el ciclo del cómic organizado por la Semana de Cine Fantástico y de Terror de la capital guipuzcoana y ha recibido desde su inauguración, el pasado 27 de octubre, a centenares de aficionados del manga. La obra gráfica de Hino estará abierta al público hasta el día 24 de este mes.

Dotado de una capacidad especial para ilustrar los aspectos más oscuros del alma, el autor de obras célebres como El hombre cadáver, El niño gusano o La serpiente roja -todas publicadas en España por Ediciones La Cúpula-, muestra en esta ocasión series como Siete enanos u Hombre comiéndose a una anciana. Son, en opinión del artista oriental, el reflejo de su mundo psicológico: "Siempre he creído que el amor y la belleza están en el infierno", afirma Hino. Su trabajo está impregnado por un pasado convulso: su bisabuelo y su abuelo fueron yakuzas -una mafia japonesa que data del siglo XVII-, su padre trabajaba en un matadero y él mismo estuvo a punto de morir cuando su familia fue atacada en Manchuria al terminar la ocupación japonesa.

En otro punto de la ciudad, la Semana de terror invita a hacer un viaje fantástico hasta la sala de actividades de la antigua biblioteca municipal, en la Parte Vieja. Viaje Fantástico es, precisamente, el título que recibe la exposición de objetos y fotografías pertenecientes a este género cinematográfico de la Colección Maite Mínguez Ricart. Son un centenar de fetiches auténticos que Maite Mínguez y su marido, Luis del Val, han ido recopilando a lo largo de las dos últimas décadas. Una criatura de Mars Attacks, la espada de Conan el Bárbaro, las manos de Jonny Deep en Eduardo Manostijeras, la máscara de Batman o una kryptonita de Superman, y piezas deseadas por los mitómanos, como el guión de E.T. o los autógrafos de Colin Clive y Boris Karloff, protagonistas de Krankenstein, se pueden observar hasta mañana. Es la segunda vez que objetos de esta colección vienen a San Sebastián. En 2001 fueron invitados por el Zinemaldia, aunque entonces tocaba mostrar objetos con glamour.

Por otro lado, la FNAC reúne hasta el 30 de noviembre fotografías del archivo personal del director Stanley Kubrick y algunos de sus objetos de trabajo: cartas, guiones y piezas de sus filmes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de noviembre de 2007