La policía asume el reto de vigilar las urbanizaciones del Garraf

Vilanova i la Geltrú - 01 nov 2007 - 23:00 UTC

En el Garraf, los Mossos han asumido las competencias de seguridad ciudadana con 137 agentes, de los que 84 operan desde el Área Básica Policial de Vilanova y el resto lo hace desde la comisaría de distrito de Sitges. A su cargo tienen una comarca con seis municipios que suman 136.000 habitantes y 184 kilómetros cuadrados. La inspectora jefe de la comisaría de Vilanova, Rosa Gubianes, admitió que una de las preocupaciones será mantener la seguridad en las urbanizaciones dispersas de la comarca.

Los Mossos no esperaron demasiado para actuar en Vilanova. A la 1.00 recibieron el aviso de una tienda de electrodomésticos, en un centro comercial, donde unos desconocidos habían logrado robar teléfonos móviles, aparatos de GPS y equipos informáticos. Durante las primeras 12 horas al frente de la seguridad ciudadana de la comarca, practicaron tres detenciones: dos por violencia doméstica y otra por atentado a la turoidad.

En el Alt Penedès, los Mossos cuentan con 124 agentes, distribuidos entre sus comisarías de Vilafranca y Sant Sadurní d'Anoia. Según la policía catalana, hasta ayer por la tarde no se había registrado ninguna incidencia relevante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50