El caos de las infraestructuras

La reanudación del servicio de Cercanías, aplazada sin fecha

Las empresas constructoras realizan un estudio del subsuelo de Bellvitge que permita establecer un calendario de obras

Las empresas contratadas esta semana y que ayer empezaron a trabajar en la zona de hundimientos de Bellvitge, han notificado a Fomento que necesitan unos días para tener información detallada sobre el subsuelo y prever las actuaciones precisas que se deben realizar. El comité de emergencias (Cecof), que preside en Barcelona el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, anunció después de la reunión de ayer que, visto este informe, no está en condiciones de tomar una decisión acerca de la reanudación del servicio y que sólo lo hará tras disponer de los informes que emitan las empresas que empezaron a trabajar ayer.

Más información

Tras la sesión, habitualmente, se celebraba una conferencia de prensa, pero esta vez no hubo tal. El delegado del Ministerio de Fomento en Cataluña, Jordi Prat, anunció que haría una "declaración institucional" y que no se aceptaban preguntas. La declaración se quedó en un resumen sucinto de algunos asuntos tratados en la reunión. Los informes que permitirán aventurar la decisión de prolongar la suspensión de servicio o levantarla no estarán disponibles antes del próximo lunes. A partir de ese momento dispondremos "de un cronograma" (calendario) de actuaciones, dijo Jordi Prat.

La reunión del comité de emergencias incorporó a los representantes de los municipios afectados, que desean saber cuándo recuperarán el servicio o, en su defecto, como se va paliando el problema día a día. También asistieron los representantes habituales del Gobierno catalán y el secretario de Estado de Transportes, Fernando Palao, que se hallaba en Barcelona por otros asuntos.

Anteayer, tras la reunión en la que se decidió que la estación de El Prat no sería utilizada como sustitutiva de la de Sants de modo provisional mientras la línea no esté concluida, fue el Gobierno catalán el que salió a dar explicaciones. Lo hizo el secretario de Movilidad, Manel Nadal, acompañado del director general de Transportes, Manuel Villalante. Ayer, los representantes del Ejecutivo autónomo decidieron que el que debía dar la cara era el Ministerio de Fomento.

Las críticas a Fomento por la falta de servicio de Renfe fueron más. Por supuesto, desde la oposición que forman al alimón Convergència i Unió (CiU) y el Partido Popular, pero también desde filas próximas, como el socialista Jordi Hereu, alcalde de Barcelona. Hereu reclamó mayor comunicación entre las instituciones. Se hacía así eco del malestar municipal que ha originado la puesta en marcha en El Prat de unas obras para construir una estación provisional, paralizada finalmente debido a las quejas de los ayuntamientos, en especial del de El Prat, directamente afectado.

Uno de los alcaldes asistentes a la reunión aseguró que ni el propio Víctor Morlán tenía noticia de estas obras. Al ser preguntado el Ministerio de Fomento sobre si Morlán había sido informado antes de iniciarse las obras de El Prat, la respuesta fue el silencio. Morlán tampoco fue informado sobre la visita del domingo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de ahí su ausencia, según las mismas fuentes.

Algunos datos sobre la crisis

- Esta semana, Renfe ha contratado 0tros 45 autocares que se añaden a las 200 unidades con las que prestaba

el servicio de Cercanías la semana pasada.

- La media diaria de usuarios de Cercanías que utilizan los autobuses y los trenes es de 69.000 personas.

- Los trenes de Media Distancia que van desde el sur hacia Barcelona dejan cada día 10.500 pasajeros que luego utilizan los Cercanías de la línea de Vilafranca.

- 6.500 pasajeros de los trenes de larga distancia se apean en Tarragona y se desplazan luego hasta Barcelona en autocar.

- Los usuarios de los trenes de largo recorrido critican que no se les haga descuento, pese a que tardan mucho más y realizan parte del trayecto por carretera.

- Los trenes cuyos viajeros tienen que realizar transbordo son, de media diaria, 216 de Cercanías, 55 de media distancia y 36 de largo recorrido.

- Además de los 245 autocares para transportar a los pasajeros de los trenes de Cercanías, Renfe dispone de otros 50 autobuses para los trenes de largo recorrido. Estos vehículos cubren el trayecto entre Tarragona y la estación de Sants,

en Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50