Un funcionario, herido en un intento de motín en la cárcel de Córdoba

Con la pata de una silla o con el filo de una cama. Algunos reclusos logran convertir "cualquier cosa" en un "pincho carcelario", afirma un funcionario de la prisión de Córdoba. Y con uno de esos punzones resultó herido leve en un hombro un trabajador de la cárcel cordobesa durante un intento de motín ayer.

Eran alrededor de las 9.30 y los funcionarios conminaron a un recluso del módulo 12 a que volviera a su celda después de que decidiera salir al jardín. El preso se negó, según fuentes del sindicato CSI-CSIF. Y se armó la bronca cuando los funcionarios intentaron retenerlo. Gritos y amenazas que fueron secundados por algunos de los presos desde el interior del módulo. Según este sindicato, los presos amotinados destrozaron todos los cristales del módulo. Iban armados con los pinchos y con "barras de acero procedentes de las pesas del gimnasio". La directora de la prisión, Ana Martín, ordenó ayer el traslado a otras prisiones de siete de los reclusos implicados. Mientras llega el traslado permanecerán en régimen de aislamiento.

En el módulo 12 están recluidos unos 100 internos, aunque no todos participaron en la reyerta. El suceso fue calificado por la Subdelegación del Gobierno de Córdoba como un "incidente regimental muy grave". Los reclusos que permanecen en este módulo están considerados como "conflictivos", según CSI-CSIF.

Finalmente los funcionarios de la cárcel lograron sofocar los ánimos. "Uno a uno se les fue separando", explicaron las fuentes sindicales.

El peor parado ha sido uno de los funcionarios herido con un pincho, según CSI-CSIF. "Sufrió una herida en el hombro, aunque podía haber sido peor porque iba dirigida al cuello", sostuvieron las mismas fuentes. Además, unos cuatro trabajadores más sufrieron contusiones, aunque ninguno resultó herido de carácter grave.

Cuando los ánimos se empezaron a caldear en el módulo 12, algunos de los reclusos del número 14 comenzaron también a alborotar. "Al parecer allí está algún familiar de los otros presos", aseguraron desde el CSI-CSIF. Precisamente en este módulo fue donde en noviembre del año pasado se registró otro intento más de motín, que también se sofocó.

Los sindicatos exigieron ayer al Gobierno que amplíe la plantilla de la prisión de Córdoba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de octubre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50