Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paul Weller recuerda las canciones de The Jam en San Sebastián

The Jam es uno de los grupos más reverenciados de la música pop, uno de sus más grandes iconos surgidos de Inglaterra, cuyos escenarios sacudió en la segunda mitad de los setenta para convertirse en nuevo referente del movimiento mod. El trío se disolvió en 1982, dejando atrás seis discos y cientos de conciertos, pero aún es posible experimentar parte de su magia acudiendo al recital que Paul Weller, su cantante, guitarrista y compositor principal, ofrece hoy (20.30; de 14 a 30 euros) en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián.

Weller subirá a su escenario al frente de un cuarteto que incluye a Steve Craddock y Damon Minchella, dos confesos admiradores que han formado parte del grupo Ocean Colour Scene. Con ellos abordará una selección de su extenso repertorio, en el que se incluyen éxitos de los Jam, banda que supo trasladar la inmediatez punk a terreno más melódico, el cancionero de The Style Council y su producción en solitario, abierta a influencias del folk y el country. A town called Malice, In the city y That's entertainment son algunas de sus canciones más conocidas.

Por otra parte, quienes acudan hoy (20.00; 7,20 a 30 euros) al Teatro Arriaga también lo harán ávidos de escuchar en la voz de sus autores viejas joyas del pop como La chica de ayer. Tras dos décadas rechazando propuestas, el cantautor Antonio Vega y su primo Nacho García Vega han decidido retomar por unos meses lo que fue Nacha Pop y su esperada gira de reencuentro recala esta noche en Bilbao.

"Era una tentación difícil de darle la espalda. Pero somos unos Nacha Pop de 2007, no de 1988; el sonido no va a ser el mismo de entonces. Somos una banda distinta para un momento distinto", advirtió García Vega poco después de anunciar una reunión en la que él y Antonio Vega interpretan más éxitos incluidos en los siete discos que grabaron juntos y temas de sus carreras en solitario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 2007