Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer vende a su sobrina de Guinea Ecuatorial por 2.000 euros

Otra menor, ofrecida en Madrid por la misma cantidad para prostituirla

La justicia investiga si una mujer de Guinea Ecuatorial vendió a su sobrina de dos años a un matrimonio de Cubelles (Tarragona) por 2.000 euros. La tía de la menor, Paciencia B. L., de 45 años, fue detenida por los Mossos d'Esquadra y ha quedado en libertad con cargos, acusada de tráfico de menores y de falsedad documental.

La policía autonómica acusa de los mismos delitos a la pareja que compró a la menor, un argentino de 47 años y su mujer, una española de 25. El matrimonio ya tiene en común a otros dos hijos. El juez que lleve el caso decidirá cuándo los cita a declarar. Paciencia, además, se ha quedado sin pasaporte y tendrá que presentarse en el juzgado cada lunes.

La menor, cuya identidad se desconoce, se encuentra desde el lunes en un centro de acogida bajo la tutela de la Generalitat. Su estado de salud es bueno, según fuentes de la Dirección General de Atención a la Infancia.

La pequeña llegó al aeropuerto de El Prat el pasado marzo, acompañada de Paciencia, que había ido a buscarla a Guinea Ecuatorial para traérsela a España. Por problemas económicos, sus padres no podían mantenerla en el país africano y su tía, residente en el municipio de Ripollet, se ofreció a hacerlo, según avanzó ayer La Vanguardia. Pero los planes de Paciencia iban por otro camino, y semanas antes de que la niña llegara a España ya se había puesto en contacto con el matrimonio.

La abuela de la menor, que también vive en Ripollet, intentó ver a su nieta en diversas ocasiones. Pero sin éxito: Paciencia siempre le ofrecía excusas. Hasta que un día, la abuela vio una fotografía de la niña, hecha en España, junto a una pareja a la que no conocía. La anciana también encontró documentos en los que aparecía el nombre de pila de la niña con otros apellidos, y denunció los hechos a los Mossos. A partir de esta pista, la policía autonómica descubrió la trama.

La tía de la menor negó ayer que haya vendido a la niña, aunque ha admitido que la entregó en adopción a la pareja para "ayudarla", dado el estado de "desnutrición" en que se encontraba la pequeña. "No hay ninguna venta. Que busquen donde quieran y si encuentran el dinero que me lo den, porque yo lo necesito", ha declarado a Efe-Televisión.

Explotación sexual

Por otra parte, la Policía Nacional ha detenido en Madrid a un hombre de nacionalidad rumana reclamado por las autoridades judiciales de su país. Está acusado de haber vendido en España a una compatriota, menor de edad, por 2.000 euros para ser explotada sexualmente

La detención de Sandu P., de 35 años y natural de Peretu (Rumania), fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos. En el momento del arresto portaba documentación falsa a nombre de otro compatriota. Según la orden emitida por los jueces rumanos, en enero de 2002 Sandu, que formaba parte de una organización dedicada a la explotación sexual, reclutó a una menor a quien facilitó un pasaporte y una cantidad de dinero y trasladó a España para venderla posteriormente por 2.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2007