Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intelectuales y artistas piden la abolición de las corridas de toros

El Congreso se llenó ayer de escritores, cantantes, actores. De unas setenta asociaciones defensoras de los animales. Pidieron, en un manifiesto, la abolición de las corridas de toros; la redacción de una ley estatal que defienda los derechos de los animales; que se tipifique como delito el maltrato a las otras especies. Y una última vindicación: que, en una hipotética reforma constitucional, se reconozcan los derechos de los animales. Fue en una jornada parlamentaria organizada por los dos diputados de Los Verdes (integrados en el Grupo Socialista). El divulgador científico Eduard Punset, el director de cine Juanma Bajo Ulloa, el filósofo Salvador Pániker o el humorista Forges son algunos de la treintena de nombres que lo suscribieron.

Otros defendieron el manifiesto en persona, como la escritora Lucía Etxebarria. Vaticinó que dentro de 20 años no habrá corridas, porque en nombre de la tradición no son defendibles "ni los combates de gladiadores, ni las ejecuciones públicas ni la extirpación del clítoris", así que tampoco, razonó, los toros. "La única diferencia entre un holocausto humano y uno animal es que nosotros tenemos voz", prosiguió la también escritora Ruth Toledano.

Mientras hablaban, un par pantallas mostraban cadáveres de vacuno colgando, zorros enjaulados, visones despellejados o a un hombre matando a palazos a una foca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de octubre de 2007