Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría de los presos en España son adictos a drogas y un 27% está condenado por narcotráfico

El problema de las drogas en España acaba en la cárcel como causa y como consecuencia. El 27% de los condenados en la actualidad lo son por un delito contra la salud pública, es decir, por haber traficado con droga. Esa es la causa. Pero más de la mitad de los encarcelados tiene problemas de toxicomanía, luego cabe deducir que muchas de los delitos se cometieron como consecuencia del consumo de estupefacientes.

Pero las drogas son además un problema de salud pública en la cárcel y fuera de ella. Así lo afronta el Gobierno. Los responsables del Plan Nacional sobre Drogas, dependientes del Ministerio de Sanidad, consideran que no hay un debate en la calle sobre la legalización de las drogas, por tanto, centran sus esfuerzos en la prevención y reducción del consumo. La misma postura que mantienen en el Partido Socialista. "El tabaco y el alcohol, drogas legales, son las que más se consumen, por tanto, no está en absoluto claro que legalizar las demás redujera su consumo", explica la diputada socialista Gloria Gómez.

El consumo quizá no, pero ¿disminuirían los problemas policiales, el enriquecimiento de los narcotraficantes? "Lo que está claro es que si no hay delitos el trabajo para la policía se facilitaría, pero esa no es razón para legalizar la droga", advierte el director general de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Ignacio Calderón. La FAD lleva 21 años luchando contra esta lacra desde diferentes ámbitos y siguen pensando que el educativo es un buen frente que no se atiende suficientemente. No están de acuerdo en legalizar, pero no ven mal que se abra un debate "serio, riguroso, donde participen las instituciones que saben del asunto".

Tampoco en el PP están de acuerdo en absoluto con la legalización de las drogas: "España está a la cabeza del mundo en consumo de cocaína y a la de Europa en el de cannabis. Lo que hace falta es más lucha policial a la que habrá que destinar más medios materiales y humanos y que la sociedad cuente con mejor información", resumió la diputada popular Ana Belén Vázquez.

El partido más proclive a la legalización, si bien paulatina y progresiva, es IU. Isaura Navarro, miembro de esta coalición, explicó que han presentado una iniciativa para que se deroguen las sanciones por la mera tenencia de drogas. Se verá pronto en el Congreso. "El sistema represivo no es una solución, más bien al contrario. El mercado ilegal beneficia a unos pocos y perjudica a muchos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de octubre de 2007