Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airbus entrega a Singapore Airlines el primer superavión A-380

Los casi dos años de retraso costarán 5.000 millones de penalización

El fabricante europeo de aviones comerciales Airbus entregó ayer el primer ejemplar del superjumbo A- 380 adquirido por Singapore Airlines. El avión saldrá hoy para el aeropuerto internacional de Singapur, Changi, y entrará en servicio a partir del próximo día 25 en la línea Singapur-Sidney. La entrega de la aeronave se ha realizado con casi dos años de retraso. El presidente de Airbus, Thomas Enders, declinó detallar las penalizaciones por retrasos en la entrega, aunque fuentes del consorcio estiman que rondarán los 5.000 millones de euros.

Para Fernando Alonso, vicepresidente de ensayos en vuelo de Airbus y responsable del desarrollo del A-380 y próximamente del A-350, el de ayer era un gran día. "Demostramos que estamos preparados para controlar la producción y cumplir con los compromisos de entregas previstos", señaló. El primer ejemplar del A-380 se entrega a Singapore Airlines con casi dos años de retraso.

El A-380, con capacidad para 471 pasajeros, y con un precio de venta de 176 millones de euros por unidad, es el único que se entregará este año. Según Enders, ahora empieza el momento más difícil, con el incremento del ritmo de entregas en el periodo 2008-2009.

Para el próximo año está prevista la entrega de 13 o 14 unidades; 25, en 2009, y durante 2010 esperan alcanzar la velocidad de crucero de la línea de producción, que puede llegar con plena capacidad a un avión por semana, 52 unidades al año. En estos momentos, Airbus tiene 189 pedidos y espera superar los 200 antes de que finalice el año. Durante los próximos 20 años, el consorcio espera alcanzar unas ventas de 800 unidades del A-380, lo que supone el 50% del mercado total en este segmento en el que compite únicamente con el Boeing 747/800.

Fabrice Brégier, director general de Airbus, comentó ayer a un grupo de periodistas que los costes originados por el retraso en la entrega del A-380 se sitúan en torno a los 5.000 millones de euros, de los que la mayor parte están ya provisionados.

El avión entregado ayer, el tercero en la línea de producción, tiene una configuración para 471 pasajeros y en la clase menos económica van situadas dos camas dobles y ocho individuales, todas ellas aisladas en cabinas independientes completamente cerradas. Según Alonso, las configuraciones de los primeros pedidos que realizan las aerolíneas son siempre las más espaciosas y de mayor lujo. En el caso del A-380, éstas oscilan entre 470 y 570 plazas. El número total puede llegar a 853, la capacidad máxima permitida por las exigencias de la normativa de evacuación de pasajeros.

Programa de ajuste

Respecto a la evolución del Power 8, el programa de ajuste que Airbus ha puesto en marcha para hacer frente a la crisis que se inició a mediados de 2006, tras hacerse públicos los primeros retrasos en la entrega del A-380 y el aplazamiento del A-350, el director general de Airbus, Fabrice Brégier, comentó ayer que ya se ha cumplido en un 30% tanto en España como en el resto de las plantas afectadas.

La reducción total de efectivos prevista es de 10.000 empleos, de los que 400 se encuentran en España. Todos ellos con carácter de bajas voluntarias incentivadas. España es el único país de los cuatro en que están instaladas las fábricas de Airbus, que no cerrará ninguna planta. Por el contrario, destaca Brégier, en la planta de Puerto Real (Cádiz) y, sobre todo en la de Illescas (Toledo), aumentará la producción y se incrementarán los equipos de producción.

El presidente de Airbus, Thomas Enders, no quiso comentar ayer la situación planteada con la venta de stock options (opciones sobre acciones) por parte de algunos directivos de la matriz del grupo, EADS, que investiga la autoridad del mercado financiero francés. Brégier reconoció que hay personas que quieren deteriorar la imagen de Airbus, pero "deben saber que van a tener delante a todos los empleados y directivos de la compañía".

Por otra parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Getafe, Pedro Castro, acordaron ayer la ampliación de EADS-CASA en 400.000 metros cuadrados mediante la cesión por parte del Ayuntamiento de una parcela, informa Europa Press. Castro señaló que la cesión de estos terrenos es urgente por la necesidad de nuevos proyectos que tiene la factoría aeronáutica radicada en la localidad madrileña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de octubre de 2007