Reportaje:

Compradores comprados

Crece entre los países emergentes la adquisición de empresas en los desarrollados

La oleada de fusiones y adquisiciones de empresas en el Tercer Mundo por otras poderosas del mundo desarrollado comienza a cambiar de signo. Cada vez son más numerosas las firmas de países emergentes como Brasil, Rusia, India y China que crecen a base de comprar compañías occidentales.

El flujo de transacciones entre nueve economías emergentes y nueve mercados desarrollados indica un recorte de las distancias que les separaban de sus homólogas occidentales en fusiones y adquisiciones internacionales, según un estudio de la consultora KPMG. En 2003 las transacciones protagonizadas por economías emergentes en desarrolladas fueron sólo 49, las transacciones en dirección contraria ascendieron a 215 transacciones. Pero en el primer semestre de este año se realizaron 67 transacciones de economías emergentes en desarrolladas y las de sentido inverso se redujeron a 126. Jorge Riopérez, director de Corporate Finance de KPMG, estima que "hace cuatro años se realizaban cuatro veces más transacciones de economías desarrolladas hacia emergentes que en sentido contrario. A finales de 2006, la cifra bajó hasta ser tres veces superior y durante la primera mitad de 2007 se ha reducido a menos del doble. Las empresas que antes eran un potencial objetivo de compra se han convertido en las protagonistas de las adquisiciones internacionales".

El Gobierno chino se ha esforzado, según KPMG, en que sus empresas estén presentes en el extranjero mediante la compra de oportunidades

Los casos de China, India, Rusia, Brasil o los países del Golfo Pérsico son paradigmáticos. El Gobierno chino se ha esforzado, según KPMG, en que sus empresas estén presentes en el extranjero y busquen oportunidades de compras, como la reciente adquisición de 2.550 millones en acciones del Barclays por The China Development Bank. Otra muestra de la tendencia observada por KPMG en las transacciones entre países emergentes y ricos es la adquisición por Dubai de la compañía de transporte marítimo P&O o la oferta de adquisición de la cadena de distribución británica Saynsbury por el grupo inversor Delta Two con sede en Qatar.

Rusia también ha acelerado esta práctica en los dos últimos años. En 2006 empresas locales compraron 23 empresas extranjeras y en lo que va de año han adquirido 11 con el fin de favorecer su diversificación geográfica y reducir su dependencia local.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS