Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal calcula que el parón en la construcción de pisos durará tres años

El presidente Juan Eloy Durá estima en 30.000 los empleos afectados por el cambio de ciclo

No quieren hablar de crisis, pero sí reconocen que en los próximos dos o tres años la construcción de viviendas caerá después de 10 años de expansión. "Son momentos de recesión, en los que se crecerá poco e incluso se bajará con respecto a 2006", declaró ayer el presidente de Fevec, asociación valenciana de pequeños y medianos constructores, Juan Eloy Durá. El presidente estimó en 30.000 los empleos que pueden verse afectados por esta desaceleración si no son absorbidos por otras actividades. La patronal trabaja ahora por introducirse en mercados como el rumano, el ruso o el marroquí.

Aidico se unirá al Gobierno rumano para gestionar fondos europeos

El director del Instituto Tecnológico de la Construcción (Aidico), Ramón Congost, negó que el sector se encuentre en crisis. "Los datos de Aidico muestran un aumento de la inversión inmobiliaria en España", por tanto, añadió, la sensación de alarma es injustificada. "Es un cambio de ciclo normal y corriente y no debe de ser traumático", agregó.

Eloy Durá, por los mismos derroteros, insistió en que la solidez de la mayoría de promotores inmobiliarios valencianos está fuera de toda duda, aunque siempre existen empresas con rápidos crecimientos, pero que no son representativas del sector. "El auténtico varapalo ha sido la subida de las hipotecas", apostilló el responsable de Aidico, quien subrayó que las empresas no están "para nada" alarmadas.

El presidente de Fevec agregó que en 2007 se levantarán unas 30.000 viviendas menos y que esta reducción afectará a otros tantos empleos directos, en el aire si no son reabsorbidos por la reactivación de la vivienda protegida y a precio tasado, o por la industria. Eloy Durá pidió a la Administración que impulse este tipo de viviendas para evitar males mayores.

Por si las moscas, Fevec ha apostado por tantear los mercados extranjeros en busca de nuevas oportunidades de negocio. Así, han visitado dos veces Marruecos, se han entrevistado con autoridades rusas, han viajado a Miami y más recientemente a Rumanía. En unos meses recorrerán algunas zonas de China.

En Rumanía, país al que la UE ha asignado 38.000 millones de euros de fondos europeos para el periodo 2007-2013, los constructores valencianos ven grandes posibilidades de inversión, sobre todo en vivienda y en obra pública. "Existe una auténtica euforia. Todo está en venta, sobre todo el suelo, y la falta de infraestructuras, de hoteles y otros equipamientos es notoria", agregó Congost. Este dijo que el mercado de Bucarest, la capital del país, no es barato. Los alquileres oscilan entre los 1.200 y los 2.500 euros mensuales.

Aidico ha ofrecido al Gobierno rumano su experiencia en gestión de suelo y en construcción. De hecho, tiene prevista la creación de una fundación con el Gobierno rumano para gestionar estos fondos europeos. "El puerto de Constanza se tiene que ampliar, también hay en cartera proyectos de nuevos puertos deportivos e incluso la instalación de pistas de esquí en los Cárpatos", abrevió el director de Aidico.

Los contactos con Rumanía se extienden también al intercambio de formación y de personal. Según el presidente de Fevec, los 75.000 rumanos que trabajan en la construcción valenciana serían un activo más a la hora de introducirse en el mercado del este. Las oportunidades de inversión en vivienda no llegarán antes de dos o tres años, predijeron los constructores.

El plan de internacionalización de 2008 de Fevec incluye misiones a otros destinos del este de Europa, Marruecos, Ucrania, Brasil, Emiratos Árabes y Rusia. En Nueva York proseguirán con los contactos necesarios para que los asociados obtengan la clasificación para optar a los concursos internacionales de adjudicación de obras que convoca la ONU.

En esta ofensiva internacional, el instituto Aidico ha estrechado lazos con la Universidad de Florida, con la que ha suscrito un convenio sobre nuevos materiales y sostenibilidad. Ramón Congost explicó que el instituto valenciano es pionero en nanotecnología (investigación en nuevos materiales) y anunció que si la Generalitat proporciona los solares, se creará un centro especializado en nanotecnología en el Parque Tecnológico de Paterna, en el que trabajarán 150 investigadores de las cinco universidades valencianas. Mientras tanto, el instituto ha convocado para los próximos 5 y 6 de noviembre el primer congreso internacional de esta especialidad en Valencia.

"Luchamos con Barcelona y Madrid y, de momento, sólo hay inscritas 40 empresas valencianas y nos gustaría que hubiera 200", fue la llamada de Congost. Los nuevos materiales y la sostenibilidad serán la clave del sector de la construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de octubre de 2007