Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conflictos urbanísticos

Barbate cambiará el uso de los suelos de Zahora para legalizar casi 1.000 viviendas

El alcalde alcanza una solución de consenso con los vecinos para la regularización

Barbate (Cádiz, 22.602 habitantes) ha comenzado a dar los primeros pasos para regularizar las alrededor de mil viviendas ilegales que existen en el municipio. La mayoría de ellas, unas 800, se encuentran en la pedanía de Zahora, donde el alcalde socialista, Rafael Quirós, ya ha anunciado a los vecinos su intención de cambiar el uso de los suelos donde se levantan estas casas. Pasará de carácter rústico a urbano no consolidado. Será el paso previo a crear una oficina de regularización de viviendas, similar a la que en un mes tiene previsto abrir el Ayuntamiento vecino de Chiclana.

Según el alcalde de Barbate regularizar la situación de las viviendas de Zahora es "una prioridad" junto con la resolución de muchos problemas que padece esta zona. Inconvenientes vinculados a la falta de infraestructuras y medios adecuados para un espacio donde han proliferado viviendas sin permiso en los últimos años: cortes de suministro eléctrico, caminos que se inundan con las lluvias, falta de una red general de abastecimiento de agua, ausencia de una depuradora. El Ayuntamiento cree que estas carencias pueden comenzar a resolverse en paralelo a la legalización de las casas.

El nuevo plan de ordenación urbana barbateño incluirá los suelos de Zahora como urbano no consolidado, lo que permitirá regularizar las viviendas y los negocios que no están en zonas de protección especial. La Asociación de Vecinos Costa de la Luz, que representa los intereses de la mayoría de propietarios, cree que este cambio de catalogación no conlleva grandes cambios estructurales de los viales, una de las principales preocupaciones ciudadanas por la posible afección de casas. Según los primeros estudios, cada parcela tendrá que tener un mínimo de 500 metros cuadrados y una edificabilidad en torno al 0,15%.

Después de este trámite, el alcalde se ha comprometido a crear una oficina donde los propietarios puedan legalizar sus viviendas. La idea es encargarle este proyecto al urbanista Manuel Ángel González Fustegueras, quien a través de su empresa Territorio y Ciudad, es responsable de un instrumento similar que abrirá sus puertas el próximo mes en Chiclana.

La regularización de Zahora incluirá terrenos donde existen casas con órdenes de demolición. Es el caso de tres chozas que la Audiencia Provincial en sentencias de este mismo año ha ordenado derribar, aunque sus dueños todavía no han acatado esta decisión judicial. Entre sus esperanzas para mantener en pie sus propiedades está la revisión de la nueva catalogación de los suelos. El juez les ordena derribar porque levantaron su casa sin licencia en suelo rústico pero, si el nuevo plan cambia el uso, creen que sus viviendas podrían quedarse como están.

El alcalde, Rafael Quirós, rehusó ayer pronunciarse sobre esta posibilidad. "Estando los jueces el Ayuntamiento, de momento, no tiene nada que decir. No debemos entrar. Son los propietarios los que deben derribar esas casas salvo que, subsidiariamente, un juez dicte que tenemos que intervenir nosotros". El caso de estas chozas fue pionero porque era la primera vez que la Audiencia Provincial de Cádizs atendía un recurso de la Fiscalía de Medio Ambiente y obligaba a acometer el derribo de una vivienda ilegal.

Antes de acometer la regularización de las viviendas, el alcalde se ha comprometido con los vecinos y hosteleros a acelerar algunos de los problemas más urgentes. El pasado verano Zahora sufrió continuos cortes del suministro eléctrico, debido a la deficiente red existente. El alcalde tratará de solicitar permisos a Endesa para conseguir enganches legales que eviten nuevas interrupciones, tal y como han hecho los ayuntamientos de Chiclana o Conil.

Los particulares también exigen mejoras en el tráfico que sufre colapsos continuos en verano cuando la población de la pedanía se multiplica. El Ayuntamiento espera que el próximo año se termine una nueva rotonda a la entrada principal. Los vecinos también reclaman servicios de autobús con una parada frente al colegio. Rafael Quirós también ha solicitado un nuevo trazado de tuberías para abastecer de agua a Zahora y avanzar en el anteproyecto de una depuradora. Exigencias de vecinos y hosteleros cuyas casas y negocios se levantaron sin licencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de octubre de 2007