Tribuna:9 d'octubre
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Una mirada al futuro

Cada 9 d'Octubre tenemos la gran suerte de conmemorar la fundación de un reino, el de Valencia, que hoy representa en sus límites territoriales y en su patrimonio histórico y cultural la Comunitat Valenciana.

La antigua foralidad, base cierta de nuestra existencia como pueblo definido, y la actual autonomía, palanca necesaria e indiscutible hacia el futuro, fundamentan la prosperidad de todos los que hoy vivimos y convivimos en nuestra tierra.

Mirar al futuro supone hacer el suficiente acopio de optimismo y de realismo, para afrontar juntos los retos y apuestas que el devenir vaya colocando en nuestro camino.

Hoy nuestra comunidad goza de un Estatuto de Autonomía en el que se afirman la máxima ambición y la significativa lealtad de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana a la Constitución, y por lo tanto, a lo mejor de la España moderna y vitalista.

La Comunitat Valenciana ha crecido en todos los términos y lo ha hecho acogiendo y sumando, convirtiéndose en un factor indispensable de prosperidad en términos nacionales y europeos. Los cinco millones de habitantes que vivimos en Alicante, Valencia y Castellón configuramos una gran sociedad responsable de sus actos y exigente con el reconocimiento de nuestra nueva realidad, que nos coloca entre las autonomías de mayor peso demográfico. Exigimos la atención necesaria de quien tiene la potestad de administrar los recursos nacionales y, por tanto, la obligación de actuar sobre las bases de la solidaridad e igualdad de todos los españoles. No podemos ver cercenadas nuestras aspiraciones por la reiterada negación de quien debe cumplir con la obligación que le compete.

Mirar al futuro, pues, significa dar por bueno todo lo conseguido a la vez que elaborar un discurso político basado en la seriedad, en la serenidad y en el equilibrio para desde el reconocimiento general a nuestro papel en España, y fuera de nuestro país, continuar tranquilamente el curso de la historia.

Y cuando hablamos de mirar al futuro no sólo lo hacemos desde un punto de vista genérico, sino pensando en el bienestar de nuestros mayores, en las personas con algún tipo de dependencia, en la igualdad entre mujeres y hombres, en la mejor educación posible, en el pleno empleo, en la vivienda accesible y en tantas cosas que ocupan y preocupan cada una de nuestras vidas particulares y familiares.

Si a cada circunstancia personal le sumamos el esfuerzo colectivo para hacer cada día de nuestra comunidad un lugar agradable para vivir, con buenas comunicaciones, con agua, con una ordenación responsable del territorio con una apuesta por las energías limpias y con la constante puesta en valor de nuestro patrimonio común, estamos haciendo posible que la Comunitat Valenciana siga siendo esa apasionante tarea de todos. Desde la Generalitat no hay tarea más importante que seguir uniendo a los valencianos y seguir trabajando para todos.

Francisco Camps Ortiz es Presidente de la Generalitat.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción