Los técnicos cifran en un 80% el desfase del estadio de Pasarón

El proyecto modificado del nuevo campo de fútbol de Pasarón, en la ciudad de Pontevedra, presenta un coste final de 12.980.000 euros, lo que supone un incremento prácticamente del 80% con respecto al presupuesto de adjudicación, cifrado en 7,2 millones. El director de la obra, Galo Zayas, entregó ayer copia del nuevo documento a las tres administraciones implicadas en la construcción del estadio: Consellería de Cultura e Deporte, Diputación de Pontevedra y Ayuntamiento, que volverán a reunirse en los próximos días para determinar cómo afrontar un desfase económico difícil de encajar.

Ayer era la propia vicepresidenta de la institución provincial, la popular Teresa Pedrosa, quien lanzaba la pelota al tejado del consistorio pontevedrés, al afirmar que se trata de una iniciativa "de titularidad municipal", lo que en su opinión hace que el gobierno local sea el principal interesado en culminar el proyecto, en tanto calificó de meras "entidades colaboradoras" a Xunta y Diputación.

No obstante, desde el edificio consistorial ya han señalado en varias ocasiones que el pago de este sobrecoste deberían asumirlo las arcas del Pazo Provincial por haber sido responsable de la adjudicación a la empresa Oreco. Así las cosas, aunque nadie se ha cerrado aún en banda a cooperar en la financiación, la negociación se presenta ardua.

Pedrosa también se refirió al departamento que dirige Ánxela Bugallo para recordar que el convenio relativo a Pasarón recogía la construcción simultánea, asumida por la Administración autonómica, de un complejo deportivo en A Parda, "del que aún no hay noticia". Precisamente el incumplimiento de este aspecto posibilita un replanteamiento en la financiación. En todo caso, la vicepresidenta señaló: "Creemos que los tres debemos afrontar la continuidad de la obra", dijo, y mostró su confianza en que la Xunta de Galicia "esté a la altura de las circunstancias".

Acuerdo para 2009

El 70% del estadio de Pasarón, pendiente de ejecutar, dependerá de que las tres administraciones lleguen a un acuerdo que si se produce más pronto que tarde, el campo de fútbol podría estar finalizado a principios de 2009, según avanzó el propio director de la obra.

Galo Zayas señaló que el sobreprecio no responde a un "despilfarro", sino que existe "una correlación entre el coste y el resultado final". El gasto medio por espectador en Pontevedra ascenderá a 1.080 euros, en tanto los campos de Baracaldo o Palencia oscilan entre los 1.319 y los 2.222 euros, respectivamente. Zayas reiteró que tanto la extensión de la cubierta a todo el graderío (lo que supone una ampliación de dos metros y medio más de lo previsto), el encarecimiento del acero, las mejoras en materia de seguridad o la compatibilización de los trabajos con el uso del terreno de juego justifican el desfase.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción