La izquierda y los nacionalistas llaman a luchar por la lengua y la identidad propias

La Comissió 9 d'Octubre ha convocado una manifestación para el próximo martes, día de la Comunidad Valenciana, en la que reclamará la ordenación del territorio, la unidad lingüística y un modelo social y económico con infraestructuras de calidad. Bajo el lema Defensem les llibertats, guanyem el país!, la Comissió 9 d'Octubre conmemorará, como cada año, con una manifestación y la lectura de un manifiesto, la entrada del rey Jaume I en Valencia en el año 1238. Los organizadores recuerdan que este año se conmemora el 300º aniversario de la Batalla de Almansa, e invitan a hacer de la Comunidad Valenciana una autonomía "abierta y acogedora" y a "luchar" por su "patrimonio cultural, lengua, territorio, derechos sociales e identidad". Y hacen una "llamada a la participación" de los ciudadanos en la marcha para conseguir esos objetivos.

La manifestación saldrá a las 18.00 horas de la Plaza San Agustín y pretende ser, según el representante de Acció Cultural del País Valencià, Toni Gisbert, una unificación de esfuerzos "en tres ejes: ordenación del territorio, unificación de la lengua y un modelo social y económico con infraestructuras de calidad". Por lo que respecta al primero, el colectivo aboga por un proceso de ordenación del territorio "diferente" al actual para "detener las agresiones y defender un modelo de territorio respetuoso con el medio ambiente y con las necesidades económicas y de crecimiento" de la Comunidad Valenciana. Dicho proceso deberá contemplar "la participación ciudadana" y la posibilidad de "romper la especulación del suelo con sus graves efectos sobre el paisaje, la economía, la calidad de vida y la salud".

"Punto de encuentro"

Otro de los ejes de la marcha busca el "reconocimiento" del valenciano y la promoción de su uso, así como la unidad lingüística con el catalán. El manifiesto indica en esta línea que el valenciano debe "convertirse en un punto de encuentro de todos los que viven y trabajan" en la Comunidad Valenciana y recoge que el Gobierno valenciano debería "dedicar los esfuerzos políticos y económicos necesarios para una extensión global" de esta lengua. Respecto al tercer eje, Gisbert resaltó la necesidad de impulsar un nuevo modelo social y económico "distinto al del Consell" que, según dijo, "crea desequilibrios" en este sentido. El manifiesto plantea un modelo "sin déficits democráticos, con infraestructuras de calidad y con proyectos necesarios y útiles". Por lo que se refiere al cierre de las emisiones de TV-3, el manifiesto lo califica de "agresión a la libertad de expresión" y, en este sentido, expresa su deseo de "dejar en herencia un país que recupere su territorio privilegiado y su economía productiva".

La comisión está integrada por Acció Cultural, Esquerra Unida, el Bloc, Els Verds, Els Verds-Esquerra Ecologista, Esquerra Republicana, Escola Valenciana, Ca Revolta, CC OO, Intersindical Valenciana, el Col.lectiu Autònom de Treballadors y la Associació Constantí Llombart.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de octubre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50