Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fenosa advierte que el canon hidráulico puede implicar la subida de precios de la luz

La Xunta asegura que el nuevo gravamen no tendrá impacto en la tarifa eléctrica

El vicepresidente y consejero delegado de Unión Fenosa, Honorato López Isla, lanzó ayer un mensaje sobre las consecuencias que puede implicar la aplicación del canon que va a implantar la Xunta, a partir de 2008, sobre la utilización de agua para la producción de energía. "Este tipo de cánones pueden trasladarse al usuario", indicó, por lo que es posible que el impacto económico de la medida sea asumido por los consumidores. López Isla defendió también la continuidad de Reganosa en su actual ubicación por tratarse de una infraestructura "fundamental".

López Isla matizó en todo momento que su opinión sobre este asunto aún no está totalmente formada, ya que aún se desconoce el alcance concreto de la medida que pretende aplicar la Xunta. La Consellería de Economía de la Xunta puntualizó ayer que el objeto del tributo es gravar la incidencia ambiental de los embalses y que no tendrá impacto en la tarifa eléctrica que pagan los consumidores, tanto domésticos como empresariales. El impuesto vinculará la base imponible al volumen de agua de los embalses, modulada por factores correctores como la altura de las presas y la potencia instalada.

Galicia cuenta con 24 grandes presas hidráulicas pertenecientes a Iberdrola, Fenosa y Endesa que ya han amortizado más de cuatro veces sus costes de construcción y mantenimiento. Los embalses tienen una capacidad de 2.800 megavatios de potencia eléctrica, la segunda más elevada de España.

A juicio de López Isla "no tiene mucho sentido" tomar una medida de este tipo en Galicia ya que supondría una penalización respecto a otras comunidades autónomas, además de la posibilidad de que se incremente el precio que paga el usuario final por la energía. Recordó que la energía hidraúlica pertenece al grupo de las renovables que están siendo promovidas en muchos países, por lo que no sería lógico que en Galicia se estableciese un impuesto sobre la misma.

El directivo de Unión Fenosa también se pronunció sobre la polémica que rodea a la planta regasificadora de Reganosa, en la que la eléctrica participa con un 21%. López Isla aseguró que esta instalación resulta "fundamental" para reducir la dependencia energética de Galicia y lamentó que haya protestas contra la ubicación de la planta en el interior de la ría ferrolana, aunque se mostró convencido de que "la racionalidad llegará y todo se encauzará". "Es una lástima que tengamos estas manifestaciones tras pasar cinco años desde que se iniciaron las tramitaciones y cuando todo el mundo lo que quiere es asegurar sus entradas de gas", añadió.

El vicepresidente de la empresa eléctrica se mostro convencido de que la planta de Mugardos tendría menor contestación social si se hubiese construído en los terrenos del puerto exterior de Ferrol. Explicó que no fue posible construirla en ese emplazamiento por un problema de tiempo, ya que "el puerto exterior estuvo cuando estuvo".

En todo caso, López Isla insistió en que la planta de Reganosa cumple todos los requisitos técnicos y de seguridad y no tiene "impacto ambiental", por lo que funcionará "perfectamente" como ocurre en otros lugares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de octubre de 2007