Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rambla defiende la política de trasvases contra la sequía en la UE

El vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, anunció ayer que la Comunidad Valenciana defenderá los trasvases como instrumento para luchar contra las sequías en el informe que prepara el Comité de Regiones de la Unión Europea.

Rambla presentó ayer en la comisión de desarrollo sostenible del Comité de Regiones de la UE los ejes del informe que presentará el próximo 10 de enero el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, como portavoz de los territorios del sur de la UE afectados reiteradamente por periodos de sequía. La intervención de Rambla, que no recogió intervenciones en contra ya que todavía no hay un documento firme, apuntó a que el informe incluirá la necesidad de ejecutar "infraestructuras hídricas siempre que se hayan aplicado todas las medidas de ahorro y eficiencia, con una planificación coherente y responsable y respetando el medio ambiente".

Para el portavoz de la Comunidad Valenciana en el Comité de Regiones, el informe que defenderá Camps debe abordar la necesidad de contar con "infraestructuras complementarias considerando el impacto ambiental, económico y social". "La ejecución de trasvases sólo sería posible desde cuencas excedentarias, con la suficiente información y participación ciudadana y de manera que no se ponga en entredicho la sostenibilidad del territorio".

En su alocución, Rambla defendió que "es mejor gestionar el riesgo de sequía que gestionar la crisis cuando llega" y puso como ejemplo la Comunidad Valenciana, donde el 85% de los cultivos ya cuentan con riego localizado.

"En situaciones de sequía los trasvases permiten que pueda haber acuerdos entre usuarios para la cesión temporal de derechos mediante mecanismos como los bancos de agua", sentenció Rambla que propuso en el Comité de Regiones un observatorio permanente de la sequía y la creación de un foro de solidaridad europeo para paliar estas situaciones.

El vicepresidente del Consell instó a los representantes de las regiones europeas a reflexionar sobre la necesidad de fijar un precio al agua que permita el desarrollo normal de las actividades económicas y proteger los humedales y las masas verdes mediterráneas en un momento en que el cambio climático es constatable.

La intervención de Rambla en el Comité de Regiones en sustitución de Camps fue criticada po rla portavoz socialista de Asuntos Europeos en el Grupo Socialista, María José Salvador. "Es una decepción esperada que Camps no se haya atrevido a debatir su política hídrica en Europa", dijo Salvador, quien lamentó que el jefe del Consell rechazase convertirse en ponente del informe sobre escasez de agua y sequía en la comisión de desarrollo sostenible del Comité de Regiones".

"Camps demuestra que no cree en sus propias políticas hídricas con la suficiente fuerza para debatirlas en persona ante las instituciones europeas", recalcó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de octubre de 2007